febrero 16, 2019

Poder Obrero y Popular, No Izquierda Pro-Capitalista


Nunca un “sistema democrático con justicia social” ha emergido de alguna Constitución capitalista en la historia. En principio porque un orden socio-político no procede de un texto sino de la existencia de una clase social en el poder y de sus regímenes. Luego porque ese documento capitalista oficial nunca expresará más que el Estado anti-democrático vigente y la falsa democracia burguesa opuesta a la justicia social, auto-calificada como “sistema democrático”. 

Por eso, vincular esta ficción “democrática” de “Nueva Constitución” con cualquier suerte de “poder popular” es una llana estafa, como proceden al designarla “refundación republicana” los convocantes de un burocrático y presunto “Encuentro Nacional de los Pueblos” para el 16 de febrero. Convocantes que, además, alaban el Referéndum farsa de un gobierno reaccionario que ellos mismos apoyaron desde el 2016: la burocracia sindical y política de la CGTP, CUT, PC y Patria Roja, los grupos burgueses de Yehude Simon y Salomón Lerner, el Nuevo Perú pequeñoburgués, entre otros.

Ese llamamiento está hecho a las “fuerzas populares, patrióticas y progresistas”, reflejando el sometimiento del movimiento obrero y popular a los partidos de la clase dominante y la clase media, revestidos de seudo-antiimperialismo y seudo-progresismo. Justamente lo que el pueblo ha comprobado a lo largo de casi treinta años, demostrado al extremo con el vasallaje de la izquierda hacia Fujimori, Toledo, Humala, PPK y Vizcarra. Esta es pues la impostora “izquierda anti-neoliberal”, siempre haciendo campaña por candidatos neoliberales e incluso aprobando ella misma programas neoliberales.

¿No ha sido toda la izquierda quien defiende la “Economía de Mercado”, “Garantías para los inversionistas”, “Alianza con el sector privado” y “los industriales”? Todo eso y más fue llamado “Estado Democrático y Soberano” por los Acuerdos del 2015 entre los hoy denominados Juntos por el Perú, Frente Amplio, Nuevo Perú y Perú Libre. ¿Por qué entonces sorprendería que el evento izquierdista del mes pasado asuma aquel falaz “nuevo modelo” en alianza con “sectores productivos” de la “ciudadanía”, buscando la “unidad nacional más amplia posible”, como firmaron NP, PL, PC, MAS, Firme y Mi Región, en una indiscutible voluntad de alcanzar el gobierno con la clase dominante el 2021?

La Izquierda del Sistema se declara “progresista” sin representar ningún progreso social ni político para el pueblo, pues todo progreso histórico reside en luchar por reemplazar el Estado Capitalista por un Estado de los Trabajadores que construya una economía socialista. Ese progresismo es, en cambio, enemigo de cualquier nacionalización de las riquezas en manos del pueblo trabajador, es opuesto a levantar el poder de los explotados en todo el país mediante una auténtica Asamblea Popular Nacional que proyecte derribar al gobierno opresor y reemplazar al detestado Congreso de la burguesía. 

Los marxistas bregamos por la Revolución Socialista y jamás por gobiernos privatistas que administren algún capitalismo neoliberal supuestamente “más humano”, como proclama el progresismo. Los trabajadores no pueden esperar absolutamente nada socialista de sujetos burgueses como el masacrador Simon y el magnate Lerner, de los aparatos social-liberales como el PC y Patria Roja, los acólitos de Villarán, los neo-derechistas Mendoza y Cerrón sirviendo a PPK o Belmont, la traición de Santos apoyando a la heredera del potentado Capuñay. ¡Basta de humalismo reciclado progresista!


Rechazar todo falso “Estado Democrático” capitalista.

Ninguna nueva Constitución capitalista.

Organizar un partido obrero revolucionario.

Preparar una Huelga General Indefinida.

Por un Gobierno Obrero, Campesino y Popular.


15 de febrero del 2019

Revolución Permanente


enero 29, 2019

Centenario del asesinato de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo


Se cumplieron cien años de la muerte de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo el 15 de enero. Fueron asesinados como parte del aplastamiento de la Comuna de Berlín por el gobierno burgués socialdemócrata de Friedrich Ebert. Aquí un famoso artículo reivindicatorio de León Trotsky. 


¡Fuera las manos de Rosa Luxemburgo![1]

El artículo de Stalin Acerca de algunos problemas de la historia del bolchevismo me llegó con algún atraso. Después de recibirlo, durante mucho tiempo no me pude obligar a leerlo, ya que esa literatura se le atraganta a uno como si fuera aserrín o puré de ortigas. Sin embargo, luego de haberlo leído, llegué a la conclusión de que no se puede ignorar este engendro, aunque sólo sea porque incluye una calumnia vil y desvergonzada contra Rosa Luxemburgo.[2]

¡Stalin ubica a esta gran revolucionaria en el campo del centrismo! Demuestra -por supuesto, no demuestra sino afirma- que el bolchevismo, desde el día en que surgió, sostenía la línea de la ruptura con el centro kautskista, mientras que Rosa Luxemburgo en esa época apoyaba a Kautsky desde la izquierda. Cito sus propias palabras: “[...] Mucho antes de la guerra, aproximadamente desde 1903-1904, cuando se conformó el grupo bolchevique de Rusia y la izquierda elevó su voz por primera vez en la socialdemocracia, Lenin eligió el camino de la ruptura con los oportunistas, tanto en casa, en el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, como en el extranjero, en la Segunda Internacional y en la socialdemocracia alemana en particular”. Sin embargo, la ruptura no se realizó debido a que “los socialdemócratas de izquierda conformaban un grupo débil e impotente [...] que tenían miedo hasta de pronunciar en voz alta la palabra ‘ruptura’.”

Para afirmar eso hay que ser absolutamente ignorante de la historia del propio partido y, antes que nada, del proceso ideológico de Lenin. No hay una sola palabra de verdad en el punto de partida de Stalin. Es cierto que en 1903-1904 Lenin era un enemigo irreconciliable del oportunismo de la socialdemocracia alemana. Pero consideraba oportunista sólo a la tendencia revisionista liderada teóricamente por Bernstein.

En ese entonces Kautsky luchaba contra Bernstein. Lenin consideraba a Kautsky su maestro y no perdía oportunidad de señalarlo. En los trabajos de Lenin de esa época y de varios años después no hay ni siquiera indicios de una crítica principista contra la tendencia Bebel-Kautsky[3] En cambio, hay un montón de declaraciones acerca de que el bolchevismo no es una tendencia independiente sino una traducción a las condiciones rusas de la tendencia Bebel-Kautsky. He aquí lo que escribía Lenin a mediados de 1905, en su famoso folleto Dos tácticas: “¿Cuándo y dónde afirmé que el revolucionarismo de Bebel y Kautsky es ‘oportunismo’? [...] ¿Cuándo y dónde surgieron divergencias entre Bebel y Kautsky y yo? La total solidaridad que reina en la socialdemocracia internacional en todas las cuestiones fundamentales de programa y táctica, es un hecho indiscutible.”[4] Las claras, precisas y categóricas palabras de Lenin agotan la cuestión.

Un año y medio después, el 7 de diciembre de 1906, Lenin escribía en el artículo La crisis del menchevismo: “[...] desde el comienzo declaramos (ver Un paso adelante, dos pasos atrás) que no estamos creando una tendencia ‘bolchevique’ especial; siempre y en todas partes sostenemos la posición de la socialdemocracia revolucionaria. Y dentro de la socialdemocracia, hasta el momento mismo de la revolución, habrá inevitablemente un ala oportunista un ala revolucionaria.”

Al referirse al menchevismo como ala oportunista de la socialdemocracia, Lenin no lo comparaba con el kautskismo sino con el revisionismo. Más aun; consideraba al bolchevismo como la forma rusa del kautskismo, que en su opinión era en ese momento idéntico al marxismo. Además, el párrafo transcrito demuestra que Lenin no estaba en absoluto a favor de ’a ruptura con los oportunistas; no sólo los aceptaba sino que consideraba “inevitable” la existencia del revisionismo dentro de la socialdemocracia hasta el momento de la revolución social.

Dos semanas después, el 20 de diciembre de 1906, Lenin saludaba entusiasmado la respuesta de Kautsky al cuestionario de Plejanov[5] sobre el carácter de la revolución rusa: “Lo que hemos dicho - que nuestra lucha por las posiciones de la socialdemocracia revolucionaria contra el oportunismo de ninguna manera supone la formación de una tendencia ‘bolchevista’ original - se ha visto plenamente confirmado por Kautsky [...]”

Confío en que, dentro de estos límites, la cuestión esté absolutamente clara. Según Stalin, ya en 1903 Lenin exigía romper en Alemania con los oportunistas, no sólo con los del ala derecha (Bernstein) sino también con los de la izquierda (Kautsky). Pero en diciembre de 1906, Lenin., como ya lo hemos visto, señalaba orgullosamente a Plejanov y a los mencheviques que la tendencia de Kautsky en Alemania y la del bolchevismo en Rusia eran... idénticas. Esta es la primera parte de la incursión de Stalin por la historia ideológica del bolchevismo. ¡La escrupulosidad de nuestro investigador es semejante a sus conocimientos!

Inmediatamente después de su afirmación sobre 1903-1904, Stalin salta a 1916 y se refiere a la severa crítica de Lenin al folleto sobre la guerra de Junius, es decir dé Rosa Luxemburgo. Por cierto, en esa época Lenin ya le había declarado la guerra a muerte al kautskismo y había extraído de su crítica todas las conclusiones organizativas necesarias. No se trata de negar el hecho de que Rosa Luxemburgo no planteó el problema de la lucha contra el centrismo con toda la amplitud necesaria, en este aspecto la posición de Lenin era muy superior. Pero entre octubre de 1916, cuando Lenin escribió sobre el folleto Junius, y 1903, cuando el bolchevismo surgió, medía un lapso de trece años; durante la mayor parte de este lapso, Rosa Luxemburgo estaba en la oposición al Comité Central de Kautsky y Bebel, y su lucha contra el “radicalismo” formal, pedante y podrido de Kautsky asumió un carácter cada vez más tajante.

Lenin no participó en esta lucha ni apoyó a Rosa Luxemburgo hasta 1914. Absorbido totalmente por los problemas rusos, mantuvo una extrema cautela en los asuntos internacionales. Para Lenin, la estatura revolucionaria de Bebel y Kautsky era infinitamente mayor que a los ojos de Rosa Luxemburgo, que los observaba muy de cerca, en la acción, y estaba metida directamente en la atmósfera de la política alemana.

A Lenin lo tomó totalmente por sorpresa la capitulación de la socialdemocracia alemana el 4 de agosto.[6] Se sabe que creyó que el numero de Vorwaerts donde se publicó la declaración patriótica de la fracción socialdemócrata era una falsificación del Estado Mayor alemán. Sólo después de que quedó absolutamente convencido de la horrible verdad revisó su caracterización de las tendencias fundamentales de la socialdemocracia alemana, y lo hizo a la manera leninista, de una vez y para siempre.

El 27 de octubre de 1914 Lenin le escribió a A. Shliapnikov:[7] “odio y desprecio a Kautsky ahora más que a todo el resto del rebaño hipócrita, roñoso, vil y autosuficiente [...] Rosa Luxemburgo tiene razón, ella comprendió hace mucho tiempo, que Kautsky poseía en alto grado el ‘servilismo de un teórico’: dicho más claramente, fue siempre un lacayo, un lacayo de la mayoría del partido, un lacayo del oportunismo” (Antología leninista, vol. 2, p. 200). (El subrayado es mío –L. T.)

Si no hubiera otros documentos -y los hay por centenares-, estas líneas bastarían para aclarar inequívocamente el problema. A fines de 1914, Lenin creyó necesario informar a uno de sus colaboradores más íntimos del momento que “ahora”, es decir, hoy, en el momento actual, a diferencia del pasado, “odia y desprecia” a Kautsky. La aspereza de la frase es una señal inconfundible de la medida en que Kautsky traicionó las esperanzas y expectativas de Lenin. No menos directa es la segunda frase: “Rosa Luxemburgo tenía razón, hace mucho que comprendió que Kautsky poseía en alto grado el ‘servilismo de un teórico’ [...]” Lenin se apresura aquí a reconocer la “verdad” que no veía antes, o sobre la que, por lo menos, no le daba totalmente la razón a Rosa Luxemburgo.

Tales son los principales mojones cronológicos del problema, que constituyen al mismo tiempo hitos importantes en la biografía política de Lenin. Lo indudable es que su órbita ideológica está representada por una curva continuamente ascendente. Pero esto significa que Lenin no nació ya hecho y derecho, como lo pintan los babosos chapuceros de lo “divino”, sino que hizo de sí mismo un Lenin. Siempre ampliaba sus horizontes, aprendía de los demás y se elevaba cada día a un plano superior. Su heroico espíritu se reflejaba en esta perseverancia, en esta obcecada resolución de avanzar continuamente. Si en 1903 Lenin hubiera comprendido y formulado todo lo necesario para el futuro, el resto de su vida no habría sido más que una reiteración. Pero en realidad no fue así, de ninguna manera. Stalin simplemente pone su sello sobre Lenin y lo acuña en las moneditas de los refranes numerados.

En la lucha de Rosa Luxemburgo contra Kautsky, especialmente entre 1910 y 1914, ocuparon un lugar importante los problemas de la guerra, el militarismo y el pacifismo. Kautsky defendía el programa reformista: limitación del armamento, tribunal internacional, etcétera. Rosa Luxemburgo combatió resueltamente este programa considerándolo ilusorio. Lenin tenía algunas dudas, pero en una época estuvo más cerca de Kautsky que de Rosa Luxemburgo. De mis conversaciones con Lenin en ese entonces, recuerdo que le impresionó mucho este argumento de Kautsky: así como en los problemas internos las reformas son producto de la lucha de clases revolucionaria, en las relaciones internacionales se puede pelear y conseguir determinadas garantías (“reformas”) a través de la lucha de clases internacional. Lenin consideraba totalmente posible apoyar esta posición de Kautsky dado que éste, después de la polémica con Rosa Luxemburgo, se volvió contra el ala derecha (Noske y Cía.)[8] No estoy en condiciones de plantear ahora, de memoria, hasta qué punto estas ideas se reflejaron en los artículos de Lenin; el problema requiere un análisis sumamente cuidadoso. Ni tampoco puedo decir de memoria cuándo surgieron las dudas de Lenin sobre la cuestión. De todos modos, las expresó tanto en sus conversaciones como en su correspondencia. Karl Radek tiene una de estas cartas.

Considero necesario aportar a la cuestión una evidencia de la que fui testigo para intentar de esta manera salvar un documento excepcionalmente valioso para la biografía teórica de Lenin. En el otoño de 1926, cuando elaborábamos colectivamente la plataforma de la Oposición de Izquierda, Radek nos mostró a Kamenev, a Zinoviev y a mí - probablemente también a otros camaradas - una carta que le escribió Lenin (¿en 1911?) en la que defendía la posición de Kautsky contra la crítica de la izquierda alemana. Según las normas impartidas por el Comité Central, Radek, igual que todos los demás, debía entregar esa carta al Instituto Lenin. Pero temeroso de que la ocultaran o la destruyeran en la fábrica stalinista de falsificaciones, decidió guardarla hasta una ocasión más oportuna. No se puede negar que la actitud de Radek tenía sus fundamentos. Sin embargo, en la actualidad, el propio Radek juega un rol bastante activo - aunque no en un cargo de mucha responsabilidad - en la producción de falsificaciones políticas. Basta con recordar que Radek, que a diferencia de Stalin conoce la historia del marxismo y que, además, conoce esta carta de Lenin, se permitió declarar públicamente su solidaridad con la insolente caracterización de Rosa Luxemburgo hecha por Stalin. La circunstancia de que Radek actuó presionado por la vara de Iaroslavski no disminuye su culpa, ya que sólo los esclavos despreciables pueden renunciar a los principios del marxismo en nombre de los principios del látigo.

Sin embargo, no nos interesa la caracterización personal de Radek sino el destino de la carta de Lenin. ¿Qué sucedió con ella? ¿Todavía se la oculta Radek al Instituto Lenin? Es difícil. Lo más probable es que se la haya confiado a quien debía hacerlo, como prueba tangible de su intangible devoción. ¿Y qué ocurrió con la carta después? ¿Está guardada en los archivos de Stalin junto con los documentos que comprometen a sus colegas más íntimos? ¿O ha sido destruida, igual que muchos otros preciosos documentos del partido?

En todo caso, no puede haber la menor razón política para ocultar una carta escrita hace dos décadas, sobre un problema cuyo interés actual es únicamente histórico. Pero precisamente, lo excepcional es el valor histórico de la carta. Muestra al Lenin verdadero, no como lo presentan, a su imagen y semejanza, los necios burócratas que se pretenden infalibles. Preguntamos, ¿dónde está la carta de Lenin a Radek? ¡La carta de Lenin la deben tener aquellos a quienes les pertenece! ¡ Hay que ponerla sobre la mesa del partido y de la Comintern!

Si se consideran en conjunto los desacuerdos entre Lenin y Rosa Luxemburgo, la razón histórica está totalmente del lado de Lenin. Pero esto no excluye el hecho de que en determinados problemas y en ciertas épocas Rosa Luxemburgo estuvo acertada en contra de Lenin. De todos modos, los desacuerdos, pese a su extrema aspereza ocasional y a su importancia, se basaban sobre la política proletaria revolucionaria común a ambos.

Volviendo al pasado, cuando Lenin escribió en Saludo a los comunistas italianos, franceses y alemanes (octubre de 1919) que “[...] en el momento de la toma del poder y la creación de la república soviética, el bolchevismo quedó solo en su campo, había ganado a lo mejor de las tendencias del pensamiento socialista que le eran afines [...]”; [Rosa Luxemburgo, Obras escogidas, T. 2, apéndice C, p. 281] repito, cuando Lenin escribió esto, indudablemente incluía también a la tendencia de Rosa Luxemburgo, cuyos adherentes más cercanos, Marjlevski, Dzershinski[9] y otros militaban en las filas de los bolcheviques.

Lenin comprendió más profundamente que Stalin los errores de Rosa Luxemburgo, pero no es casual que, refiriéndose a ella, citara una vez el viejo refrán: aunque las águilas, precipitándose desde lo alto, puedan volar más bajo que las gallinas, éstas, por más que desplieguen sus alas, nunca pueden llegar a las nubes. ¡Precisamente! ¡Este es el caso! Por esta razón Stalin tendría que ser muy cauto antes de emplear mi maligna mediocridad cuando se trata de figuras de la estatura de Rosa Luxemburgo.

En su artículo Una contribución a la historia de la cuestión de la dictadura (octubre de 1920), Lenin, refiriéndose a los problemas del estado soviético y de la dictadura del proletariado planteados ya por la revolución de 1905, escribía: “Representantes destacados del proletariado revolucionario y del marxismo sin falsificaciones, tales como Rosa Luxemburgo, apreciaron inmediatamente la importancia de esta experiencia práctica y la analizaron críticamente en mitines y a través de la prensa”. Por el contrario “[...] gente de la calaña de los futuros Kautsky [...] demostraron una incapacidad absoluta para comprender el significado de la experiencia”. En unas cuantas líneas Lenin rinde plenamente el tributo de su reconocimiento a la significación histórica de la lucha de Rosa Luxemburgo contra Kautsky, lucha que él mismo estuvo lejos de evaluar inmediatamente en toda su importancia. Si para Stalin - el aliado de Chiang Kai-Shek y camarada de armas de Purcell,[10] el teórico del “partido obrero-campesino”, de la “dictadura democrática”, del “no molestar a la burguesía”, etcétera - Rosa Luxemburgo es un representante del centrismo, para Lenin ella es un representante del “marxismo sin falsificaciones”. Cualquiera que tenga un mínimo de conocimiento de Lenin sabe qué significa este apelativo de su parte.

Aprovecho la ocasión para señalar que en las notas a os trabajos de Lenin, entre otras cosas, se dice lo siguiente sobre Rosa Luxemburgo: “Durante el florecimiento del revisionismo bernsteiniano y posteriormente del ministerialismo (Millerand),[11] Luxemburgo libró una batalla implacable contra dicha tendencia, asumiendo esta posición en el partido alemán [...] En 1907 participó, como delegada del Partido Socialdemócrata de Polonia y Lituania, en el congreso que realizó en Londres el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso; allí apoyó la fracción bolchevique en todas las cuestiones fundamentales concernientes a la revolución rusa. Desde 1907, Rosa Luxemburgo se entregó de lleno al trabajo en Alemania, desde una posición de izquierda contra el centro y la derecha [...] Su participación en la insurrección de enero de 1919 ha convertido su nombre en bandera de la revolución proletaria.”

Por supuesto, el autor de estas notas probablemente confiese mañana que en la época de Lenin escribía sumido en la ignorancia, hasta que le llego la luz en la de Stalin. Actualmente la prensa de Moscú publica todos los días anuncios de este tipo, mezcla de adulonería, idiotez y bufonismo. Pero esto no cambia las cosas; no hay hoz que pueda segar aquella que una vez salió impreso ni poder que lo elimine. ¡Si, Rosa Luxemburgo se convirtió en bandera de la revolución proletaria!

No obstante, ¿cómo y por qué Stalin se dedicó súbitamente, después de tanto tiempo, a revisar la vieja caracterización bolchevique de Rosa Luxemburgo? El motivo de éste: - el más escandaloso de todos sus abortos teóricos -, como el de los anteriores, reside en la lógica de su lucha contra la teoría de la revolución permanente. Este artículo “histórico” de Stalin está también dedicado en su mayor parte a esta teoría. No aporta un solo argumento nuevo. Hace mucho contesté todos sus argumentos en mi libro La revolución permanente. Desde el punto de vista histórico confío en que el problema quedará suficientemente aclarado en el segundo tomo de la Historia de La Revolución Rusa (la Revolución de Octubre), ahora en prensa. En este caso la cuestión de la revolución permanente nos interesa sólo en la medida en que Stalin la relaciona con el nombre de Rosa Luxemburgo. Veremos cómo se las arregló el infortunado teórico para meterse en una trampa mortal.

Después de hacer una recapitulación de la polémica entre bolcheviques y mencheviques sobre las fuerzas motrices de la revolución rusa y de comprimir magistralmente en unas pocas líneas un montón de errores que me veo obligado a dejar sin análisis, Stalin escribe: “¿Qué actitud tenían los socialdemócratas alemanes Parvus[12] y Rosa Luxemburgo, respecto de la controversia? Inventaron el esquema utópico y semimenchevique de revolución permanente [...] Poco después, Trotsky (y. en parte Martov)[13] hizo suyo este esquema semimenchevique y lo transformó en un arma de lucha contra el leninismo [...]” Tal es la inesperada historia del origen de la teoría de la revolución permanente, según las ultimas investigaciones históricas de Stalin. Pero, por cierto, el investigador se olvidó de consultar sus propios e ilustrados trabajos previos. En 1925, en su polémica contra Radek, el propio Stalin manifestó su opinión sobre esta cuestión. He aquí lo que escribió entonces: “No es cierto que La teoría de la revolución permanente haya sido formulada por Rosa Luxemburgo y Trotsky en 1905. En realidad la teoría pertenece a Parvus y Trotsky.” Se puede leer esta afirmación en Cuestiones del leninismo, edición rusa, 1926, página 185. Esperamos que figure en todas las ediciones extranjeras.

Por lo tanto, en 1925 Stalin declaró a Rosa Luxemburgo inocente del pecado cardinal de participar en la creación de la teoría de la revolución permanente. “En realidad, esta teoría pertenece a Parvus y Trotsky.” En 1931, el mismo Stalin nos informa que fueron precisamente “Parvus y Rosa Luxemburgo [...] quienes crearon el esquema utópico y semimenchevique de la revolución permanente”. En cuanto a Trotsky, no creó la teoría, sólo “la planteó”, y al mismo tiempo que... ¡Martov! Una vez más Stalin se enredó solo. Tal vez escribe sobre problemas a los que no les puede encontrar pie ni cabeza. ¿O utiliza conscientemente naipes marcados al jugar con las cuestiones básicas del marxismo? Es incorrecto plantearlo como alternativa. En realidad, las dos opciones son ciertas. Las falsificaciones stalinistas son conscientes en la medida en que, en cada caso concreto, están determinadas por intereses personales concretos. Al mismo tiempo son semiconscientes, ya que su ignorancia congénita deja correr libremente sus fantasías teóricas.

Pero los hechos siguen siendo hechos. En su lucha contra el “contrabando trotskista”, Stalin cayó en la cuenta de que tiene un nuevo enemigo personal, ¡Rosa Luxemburgo! No se detuvo un momento antes de caer sobre ella y vilipendiaría; más aun, antes de poner en circulación sus gigantescas dosis de deslealtad y vulgaridad, no se tomó el trabajo de verificar lo que él mismo había dicho sobre el tema seis años antes.

La nueva variante en la historia de las ideas de la revolución permanente tuvo su origen sobre todo en la necesidad de proporcionar un plato más condimentado que todos los anteriores. De más está decir que a Martov se le metió para hacer todavía más picante el menjurje teórico e histórico. La actitud de Martov hacía la teoría y la práctica de la revolución permanente fue de un antagonismo inconmovible, y, en los viejos tiempos, señaló más de una vez que tanto los bolcheviques como los mencheviques rechazaban las posiciones de Trotsky sobre la revolución. Pero no vale la pena detenerse en esto.

Lo verdaderamente fatal es que no hay un solo problema importante de la revolución proletaria internacional sobre el que Stalin no haya expresado dos opiniones directamente contradictorias. Todos sabemos que en abril de 1924 demostró concluyentemente en Cuestiones del leninismo la imposibilidad de construir el socialismo en un solo país. En otoño, en una nueva edición del libro, sustituyó esa demostración por la demostración - es decir la simple afirmación - de que el proletariado “puede y debe” construir el socialismo en un solo país. Todo el resto del texto quedó inalterado. Durante unos cuantos años, a veces unos cuantos meses, Stalin logró plantear posiciones mutuamente excluyentes sobre el partido obrero-campesino, la paz de Brest-Litovsk, la dirección de la Revolución de Octubre, la cuestión nacional, etcétera. Sería incorrecto atribuirle todo a su escasa memoria. El problema es más profundo. Stalin carece de todo método de pensamiento científico, de criterios principistas. Encara cada problema como si se hubiese originado en ese momento y estuviera aislado de todos los demás. Para emitir sus juicios se guía enteramente por el interés personal más importante y urgente del día. Las contradicciones en las que cae son la consecuencia directa de su vulgar empirismo. No ve a Rosa Luxemburgo en el marco del movimiento obrero polaco, alemán e internacional del último medio siglo. No, para él, ella es cada vez una figura nueva y además aislada, frente a la que se ve obligado a preguntarse en cada nueva situación: “¿quién está allí, amigo o enemigo?” Su instinto infalible le susurró ahora al teórico del socialismo en un solo país que la sombra de Rosa Luxemburgo le es irreconciliablemente hostil. Pero eso no impide que esta gran sombra siga siendo el estandarte de la revolución proletaria internacional.

En 1918, desde su prisión, Rosa Luxemburgo criticó muy severamente y de manera fundamentalmente incorrecta la política de los bolcheviques. Pero incluso en éste, su trabajo más erróneo, se perciben las alas del águila. He aquí su caracterización general de la Insurrección de Octubre: “Todo lo que el partido pudo hacer en el terreno de la valentía, la acción firme, la previsión y coherencia revolucionarias: todo eso hicieron Lenin, Trotsky y sus camaradas. Todo el honor revolucionario y la capacidad de acción que tanto le faltan a la socialdemocracia occidental, los bolcheviques demostraron poseerlos. Su Insurrección de octubre salvó no sólo a la Revolución Rusa sino también el honor del socialismo internacional.” ¿Es posible que esta sea la voz el centrismo?

En las páginas siguientes, Luxemburgo somete a una severa crítica la política de los bolcheviques en el terreno agrario, su consigna de autodeterminación nacional y su rechazo a la democracia formal. Podemos agregar que en esta critica, dirigida tanto contra Lenin como contra Trotsky, no hace ninguna diferenciación entre las posiciones de ambos; y Rosa Luxemburgo sabía leer, comprender y percibir los matices. Por ejemplo, ni siquiera se le pasó por la cabeza acusarme de que, al solidarizarme con Lenin en el problema agrario, yo había cambiado mi posición sobre el campesinado. Además, ella conocía muy bien mis puntos de vista, ya que en 1909 los desarrollé detalladamente en su periódico polaco. Rosa Luxemburgo termina así su crítica: “En la política lo esencial de lo no esencial, lo fundamental de lo circunstancial.” Considera fundamental la fuerza de las masas en la acción, la voluntad de llegar al socialismo. “En ese sentido - escribe - Lenin, Trotsky y sus compañeros fueron los primeros, en darle el ejemplo al proletariado mundial. Ahora siguen siendo los únicos que pueden gritar, con Huteen,[14] ‘¡he osado!’”

Sí, Stalin tiene motivos suficientes para odiar a Rosa Luxemburgo. Más imperiosa entonces es nuestra obligación de rescatar su memoria de las calumnias de Stalin, que han sido acogidas por los funcionarios a sueldo de ambos hemisferios, y transmitirles a las jóvenes generaciones proletarias, en toda su grandeza y fuerza inspiradora, esta imagen realmente hermosa, heroica y trágica.

28 de junio de 1932

León Trotsky


[1] ¡Fuera las manos de Rosa Luxemburgo! The Militant 6 y 18 de agosto de 1932. [En español aparece en Rosa Luxemburgo, Obras escogidas, Editorial Pluma, Bogotá, 1976, Tomo II, apéndice c. página 275.] El artículo de Stalin al que responde Trotsky defendiendo a Rosa Luxemburgo, escrito en forma de carta, es el mismo en el que Stalin acusaba a la Oposición de haber intentado provocar una “insurrección” el 7de noviembre de 1927.

[2] Rosa Luxemburgo (1871-1919): formó parte del grupo que fundó el Partido Socialdemócrata Polaco y fue dirigente del ala izquierda del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), en el que combatió el revisionismo y el apoyo del partido a la Primera Guerra Mundial. Aunque la encarcelaron en 1915, ella y Karl Liebknecht fundaron la Spartakusbund (Liga Espartaco), que posteriormente se convirtió en el Partido Comunista de Alemania. Liberada por la Revolución de Noviembre de 1918, participe en la dirección de la insurrección espartaquista, que fue aplastada en enero de 1919; ella y Liebknecht fueron asesinados por orden de los gobernantes socialdemócratas de Berlín. Muchos de sus trabajos han sido publicados en castellano en Rosa Luxemburgo, Obras escogidas (Editorial Pluma, Bogotá, 1976), en dos tomos.

[3] August Bebel (1840-1913): fundó, con Wilhem Liebknecht, la socialdemocracia alemana. Bajo su dirección el partido se hizo muy poderoso. Como Kautsky, rechazaba formalmente el revisionismo, pero fue responsable por el avance de los tendencias oportunistas que se adueñaron de la socialdemocracia poco después de su muerte.

[4] El título completo del articulo de Lenin es Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática. Esta y los siguientes citas están tomadas de la traducción al inglés de las Obras escogidas de Lenin publicadas en lo Unión Soviética en lo década del 60. En algunos casos, los datos de esta edición no corresponden con los de Trotsky.

[5] Jorge Plejanov (1856-1918): en 1883 formó en Suiza el primer grupo marxista ruso, Emancipación del Trabajo. Fue director de Iskra, pero degeneró políticamente y tuvo choques con los bolcheviques e incluso con los mencheviques. Posteriormente fue un ardiente partidario de le guerra y adversario de la Revolución Bolchevique.

[6] El 4 de agosto de 1914 los diputados socialdemócratas al Reichstag votaron a favor del presupuesto de guerra, a pesar de la posición antimilitarista que había levantado el partido hasta ese momento; el mismo día, los partidos socialistas de Francia y Bélgica publicaron sendos manifiestos declarando su apoyo en la guerra a sus respectivos gobiernos. Vorwaerts (Adelante): diario del Partido Socialdemócrata Alemán.

[7] Alexander Shliapnikov (1885-1937): activista de la organización bolchevique que funcionaba ilegalmente en Rusia durante la Primera Guerra Mundial y uno de los héroes de la Guerra Civil. Encabezó la “Oposición Obrera” (1921-1923) y posteriormente el grupo de los “veintidós”, que hacia fuertes críticas a la NEP. Stalin lo hizo encarcelar y no se sabe qué le sucedió.

[8] Gustav Noske (1868-1946): socialdemócrata alemán de derecha, fue ministro de defensa en 1919 y estuvo a cargo del aplastamiento de la insurrección espartaquista. Siendo ministro ordeno el asesinato de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht.

[9] Julian Marjlevski (1866-l925): veterano del movimiento obrero polaco y fundador, con Rosa Luxemburgo, del Partido Socialdemócrata Polaco. Militó durante décadas en el movimiento obrero alemán. Después de la Revolución Rusa fue presidente de la Universidad de los Pueblos de Oriente en la Comintern leninista. Felix Dzershinski (1877-1926): uno de los fundadores del Partido Socialdemócrata Polaco, militó en el movimiento revolucionario de Polonia y Rusia. Después de la Revolución dirigió la Cheka desde que se formó en diciembre de 1924, y también el Consejo Supremo de la Economía Nacional Apoyó a Stalin.

[10] Albert Purcell (1872-1935): dirigente del Consejo General del Congreso Sindical Británico y del Comité Sindical Anglo-Ruso en la época de la traición la huelga general británica de 1926.

[11] Alexandre Millerand (1859-1943): el primer socialista que formó parte de un gabinete burgués, cuando lo designaron ministro de comercio en el gobierno francés de 1899; luego lo expulsaron del Partido Socialista. Ocupó varios cargos ministeriales y fue presidente de la república en 1920. Entre 1900 y 1901 Rosa Luxemburgo escribió una serie de artículos reunidos bajo el título “la crisis socialista en Francia” en los que denunció severamente a Millerand; un largo extracto de estos artículos se reproduce en las Obras escogidas de Rosa Luxemburgo.

[12] Alexander Parvus (1869-1924): destacado teórico marxista de Europa oriental en la preguerra, colaboró con Trotsky y llegó a conclusiones similares a las de la teoría de la revolución permanente. Trotsky rompió con Parvus en 1914, cuando éste se convirtió en uno de los dirigentes del ala pro guerra de la socialdemocracia alemana. En 1917 trató de reconciliar al partido socialdemócrata alemán con los bolcheviques y posteriormente a los socialistas independientes con la dirección socialdemócrata de Ebert-Noske.

[13] Iulius Martov (1873-1923): uno de los fundadores del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso; al principio estuvo estrechamente ligado a Lenin. Más adelante se convirtió en dirigente del ala izquierda menchevique, se puso en contra de la Revolución de Octubre y en 1920 emigró a Alemania.

[14] Ulrich von Hutten (1488-1523): humanista y poeta alemán, fue un teórico de los miembros de la nobleza que estaban a favor de reformar el imperio eliminando a los príncipes y secularizando la propiedad eclesiástica.

diciembre 07, 2018

Burocracia de la CGTP y neoliberalismo


La costra burocrática de la CGTP ha impulsado y sostenido al actual gobierno reaccionario de PPK y Vizacarra como lo hizo con el de Humala. Ahora el Ejecutivo se apresta a descargar un durísimo ataque de política antiobrera en pago de la buena voluntad burguesa del PC y Patria Roja, que solo anhelan volver a candidatear con el enemigo Yehude Simon el 2021. En la foto, con el emblema de sus muy especiales aliados los caviares: el ex-castromaoísta Dammert, y con un General (r) del Ejército, nada menos.

En ese proyecto electoral, presionados por activistas de la vanguardia trabajadora que reclaman un organismo de poder como la Asamblea Popular Nacional, su demagogia ahora promueve un remedo burocrático (Asamblea Nacional de los Pueblos) que represente a todo el “progresismo” de programa pro-neoliberal: los seudosocialistas del PC y Patria Roja, el democratismo pequeñoburgués del Frente Amplio y la derecha de Nuevo Perú y Perú Libre, todo para pretender una nueva Constitución capitalista en el Perú y así convertirse en cómplices de otro período de opresión contra la clase obrera y el pueblo.

octubre 06, 2018

La Otra Reacción


La reacción no solo está en el Gobierno o en el Congreso. También acecha siempre desde sus aparatos y personajes secundarios como el humalismo, el castañedismo o el villaranismo, con el fin de encumbrar apristas, capitalistas estafadores o asesinos de Bagua. Son los otros rostros de la politiquería burguesa, que suele presentarse como democrática e izquierdista. En las elecciones regionales y municipales del 7 de octubre, el voto clasista continúa siendo el Voto Nulo.

septiembre 10, 2018

80 años de la fundación de la IV Internacional


Un 3 de setiembre de 1938, revolucionarios leninistas de 29 países se agrupan en torno al documento “La agonía del capitalismo y las tareas de la IV Internacional”, escrito por León Trotsky y conocido como El Programa de Transición. “Las condiciones objetivas para la revolución proletaria no sólo han 'madurado', han empezado a pudrirse. En el próximo período histórico, de no realizar la revolución socialista, toda la civilización humana se verá amenazada por una catástrofe. Es la hora del proletariado, es decir, ante todo de su vanguardia revolucionaria. La crisis histórica de la Humanidad se reduce a la crisis de su dirección revolucionaria.”

agosto 14, 2018

Vigencia de Revolución Socialista


Así defendió siempre RP la creación de un organismo de poder proletario anticapitalista que enfrentara al Gobierno, al Congreso y al Poder Judicial, organizando una Huelga General Indefinida con el objetivo de derribarlos. Contrariamente, la cúpula burocrática de la CGTP: PC y Patria Roja, nunca atinan más que a convocar una tarde de marchas como las del pasado 19 de julio. Es el eterno camino del desahogo, la parálisis y la derrota, en momentos en que el pueblo trabajador repudia al conjunto de los políticos burgueses por opresores y corruptos. Mientras las masas ya salen a lucha espontáneamente, la izquierda estalino-liberal de Huamán y Moreno candidatea fusionada con el reaccionario criminal Simon, en el colmo de su identidad oportunista electorera.

junio 16, 2018

50 años de la reconstitución de la CGTP


Con ese hito se reconquistó la unidad sindical por la que bregaron generaciones de proletarios combativos. Sin embargo, en medio siglo, la dirección política de la Central empujó a los trabajadores al apoyo a los candidatos plutocráticos: Belaúnde, Fujimori, Toledo, Humala, PPK; sostuvo al Apra a mediados de los 80 y planeó una candidatura conjunta en los años 90; rechazó derribar a todos los gobiernos anti-populares y ha renunciado a la lucha contra ellos durante esta década. Todo eso solo tiene un nombre: Traición.

mayo 01, 2018

CONTRA LA CLASE DOMINANTE: ASAMBLEA POPULAR NACIONAL

El relevo de Kuczynski por Vizcarra inauguró un segundo tramo del virtual cogobierno pro-fujimorista vigente desde el 2016. Toda la política económica y social producida por el Ejecutivo y el Congreso es representativa de la extrema derecha; solo el viejo millonario socio del capital imperialista fue reemplazado por un ex-dirigente aprista y sus ministros provenientes de los períodos de Humala, del Apra y… del fujimorismo. Vizcarra, conocido por perjudicar al Estado peruano en cuanto al aeropuerto de Chinchero, a los campesinos apurimeños en la explotación de Las Bambas y etc., ha recibido por supuesto el entusiasmo del Congreso, con tal de impedir nuevas elecciones que harían peligrar sus escaños de 10.000 dólares mensuales.

Al estupor y repugnancia del pueblo trabajador a causa de la corrupción burguesa, se suman los resultados de esa política capitalista, siempre a la vista: el desempleo ha crecido desde al año pasado en cerca de doscientos mil puestos perdidos y la pobreza ha aumentado a nivel nacional durante años. Pero se vienen nuevos ataques anti-populares. La conocida como “Ley Pulpín 2” para que todos subvencionemos los gastos empresariales en la contratación de los jóvenes. La “reforma laboral”, promovida por la Confiep, para reducir gratificaciones, vacaciones y CTS de los trabajadores, para impulsar los despidos y perpetuar los services. Con estos objetivos y otros muchos el Gobierno pedirá próximamente facultades al Congreso, ratificando su verdadero rostro y el de todas las bancadas que lo apoyan.

Mientras tanto, la dirección de la CGTP persiste en hacer todo lo posible por aletargar al movimiento obrero y popular en todo el país. Pero para cubrir su defección de la lucha proletaria, convocó ya en setiembre -con una nominal anticipación de ocho meses- a otro inocuo Paro Nacional de 1 día para el 17 de mayo, Paro que debido a su incapacidad dirigencial lleva camino del fracaso, como el anterior Paro del 9 de julio del 2015. Es que la burocracia sindical necesita inevitablemente mostrarse activista de cara a su verdadero propósito de siempre: las candidaturas oportunistas de la izquierda en las elecciones de octubre.

La izquierda, tanto la proletaria como la pequeño-burguesa, elogia a Vizcarra, defiende la economía de mercado, denuncia al “modelo” y no al capitalismo, apoya a políticos neoliberales o ellos mismos lo son, y demanda una “nueva Constitución” capitalista, al tiempo de sumergirse en su eterno electoralismo para alcanzar los jugosos emolumentos de los cargos municipales, regionales y parlamentarios. Cargos que solo significarán gobernar para sus intereses arribistas con una política de reformas insignificantes. Ninguna otra cosa puede esperar la clase obrera y el pueblo de la izquierda anti-marxista.

En contrario, luchemos por obligar a la burocracia sindical y política del PC y Patria Roja a impulsar la construcción de una Asamblea Popular Nacional que exprese el poder proletario de la ciudad y el campo, contra el poder de la clase dominante. Y así, por esa vía, abrir el camino hacia una posterior Huelga General Indefinida que acabe con el gobierno de Vizcarra. 

Que se vayan todos los explotadores y corruptos.

Fuera el Gobierno y el Congreso.

Por un Gobierno Obrero y Popular.


01 de mayo del 2018

Revolución Permanente 

marzo 23, 2018

Declaración de la CSR ETO (Venezuela) 31.01.18

¿Estamos contra la pared? Lapidaria frase de JV Rangel en su programa de opinión; “…insoportable el costo de vida, imposible callar ante el fenómeno que azota a todo el pueblo por igual, sin excepción, sin distingo social y político, los venezolanos estamos contra la pared…”

Los marxistas tenemos respuesta a esta crisis, sabemos que el gobierno no es de los explotados sino que está al servicio de los explotadores y sus monopolios. Los empresarios quieren aumentar sus inmensas ganancias y no importa el método que usen para ello, se mueven con la especulación, el desabastecimiento, el contrabando, cierre de empresas, la venta de dólares, y pare de contar. Por su parte, Maduro y su gobierno hacen lo propio presentándose como la mejor opción de la burguesía, dictando políticas de “dádivas” por un lado mientras que por otro le entrega el País a los monopolios que imprimen las formas de imponerse sobre la espalda de los trabajadores y oprimidos. Solo saldremos de estos males en la medida que unifiquemos fuerzas y vayamos hacia la construcción de la justicia social, hacia el socialismo que pasa por imponernos como clase obrera sobre los capitalistas.

Pero es tal la voracidad de los monopolios y sus cómplices, que hoy estamos acorralados por los precios de todo, que se multiplican de hora en hora. Si nos montamos en un transporte –ruta-, además de pagar el escandaloso pasaje, no dejamos de escuchar la variedad de molestias del común del pasajero rojito, azulitos o neutro: no hay pollo, carne, harina, azúcar, medicamentos, cauchos, no hay gasolina, no hay no hay no hay…, ya el argumento de la guerra económica como que no funciona. Las dádivas como los perniles, las cajas del CLAP, el aumento en el número de pensionados, los aumentos salariales –que no duran una semana- son insuficientes o no llegan, no calman las angustias y protestas del pueblo trabajador y oprimido por lo que cada hora escuchamos más cerquita un tic tac tic tac del reloj de la confrontación social abierta y generalizada. El gobierno luce entregado y acorralado ante sus grupos más voraces, que empujan sin piedad a la desesperación popular.

Algunos nos llegamos a preguntar…¿A QUE SALIDA INMEDIATA ESTA JUGANDO HOY EL GOBIERNO (Y LOS EMPRESARIOS ) con esa luz verde al “dólar today”, con la inflación descomunal, y demás golpes al pueblo? ¿Será que quiere que lo tumben para pasar esa papa caliente a otro? y después plantearse el regreso en mejores condiciones -tomando en cuenta que el gobierno que venga no va a salvarnos de la crisis que es mundial- pues toooodos están comprometidos con los intereses de los monopolios. Todos los candidatos y mesías que se ofrecen a “cambiar el futuro”, todos están comprometidos con la voracidad capitalista, el nuevo salvador Lorenzo Fernández, Capriles, Leopoldo, Henri Falcón, Corina, Allup, Ledezma, todos los viejitos dinosaurios y los nuevos como Diosdado, Maria Gabriela, el ex-ministro Ramírez, los militares ministros, aparte de Maduro, ninguniiiito de ellos puede comprometerse y cumplir con los intereses de los trabajadores y el pueblo, puesto que ellos no tienen ese interés de clase. Todos ellos reflejan algunas diferencias secundarias de cómo manejar la renta petrolera, pero en lo esencial, todos están de acuerdo en mantener el capitalismo. Ni uno solo de ellos, llama a los trabajadores y sus aliados oprimidos, a desarrollar y ejercer el control de las importaciones, de la producción y distribución de todo lo esencial para nuestras mejoras en las condiciones de vida y trabajo, de la banca; ni uno solo de ellos llama a darle poder a las organizaciones obreras y populares a tomar el control -discutido y decidido en asambleas de base- de toda acción contra los monopolios, contrabandistas, bachaqueros, especuladores y toda clase de bichos que se enriquecen a costilla del dolor de todo el pueblo. Es allí en donde repetimos y repetimos la frase: SOLO LA CLASE SALVA LA CLASE, NADA SE NOS REGALARÁ, TODO SERÁ PRODUCTO DE NUESTRAS LUCHAS…..

LA CONFRONTACIÓN SOCIAL HOY TENDRÍA UNA DEBILIDAD y es la falta de una dirección alternativa visible que logre unificar las protestas, para que estas desarrollen todo su potencial político para poner en cuestionamiento el problema de fondo, el problema del poder: ¿Quién gobierna, quién decide y dirige la economía? ¿Quién recibe los beneficios de todo lo que se produce y cómo se reparten?, en esencia la única salida a la crisis capitalista es la construcción del socialismo. No hay términos medios, ¡SOCIALISMO O BARBARIE¡ y la justicia social, el gobierno de los trabajadores y el pueblo, el socialismo, no se nos regalará, no se inventa, se construye al calor de la lucha diaria, no es fácil pero es el único camino.

Hay candelitas que se prenden hoy en este bello País ¿Maduro las apagará a fuerza de qué? En Sarare contra el fraude electoral , en Ciudad Bolívar, Sucre, Nueva Esparta, Aragua, Caracas, Catia, Maturín, por comida fundamentalmente, hay situaciones de saqueos que difícilmente se pueden etiquetar como “actos guarimberos” o acciones del hampa como pasó en Yaracuy, Ciudad Bolívar, Aragua; por otra parte los “votos duros” del chavismo como que se preguntan, ¿hasta cuándo vamos a aguantar?, ¿es guerra económica o incapacidad del gobierno para controlar la voracidad de una burguesía y una burocracia aliada insaciable, o las dos cosas ?. El gobierno le da toques técnicos a algunas tribus burocráticas y a algunos grupos económicos que se vienen tragando el erario público, por ejemplo la del ex - ministro Ramírez; el gobierno crea bonos, carnet de la patria, entrega algunas viviendas, y otras pero ni es suficiente, ni se recuperan los reales robados, ni calma el descontento….. Los guarimberos no se acaban, aunque siguen siendo rechazados por el pueblo, los rojitos siguen votando aunque cada vez en menos cantidad pero los golpes son fortísimos en donde más nos duele, en el salario.

¡¡¿Qué Hacemos?!! No tenemos más opción que luchar, luchar, luchar, pero organizadamente, unidos y coordinados. Hay conflictos a nivel nacional, ¡hay que unificarlos ¡!, hay protestas de calle por comida, por resultados electorales, por perniles, por bonos, por incumplimiento de contratos, por gasolina, ¡!hay que unificarlas!! Pongámonos de acuerdo para impulsar un gran Congreso nacional de trabajadores con delegados electos desde la base, que discutan y desarrollen un plan de lucha. Hay que aclarar cuáles son las banderas clasistas que nos unificarán, y entre ellas tienen que estar: UNIFICACIÓN DE TODAS NUESTRAS LUCHAS BAJO BANDERAS REIVINDICATIVAS Y POLÍTICAS, NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, NI UN DÓLAR MAS PARA LA BURGUESÍA Y TODOS SUS CÓMPLICES NACIONALES E INTERNACIONALES, NO A LA ENTREGA DEL ARCO MINERO, NACIONALIZACIÓN –SIN INDEMNIZACIÓN Y BAJO CONTROL OBRERO- DE TODA EMPRESA NECESARIA PARA LA ECONOMÍA DEL PAÍS, TODO EL PODER PARA QUE LAS ORGANIZACIONES OBRERAS Y POPULARES CONTROLEN LA IMPORTACIÓN, PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE BIENES Y SERVICIOS, CONGELACIÓN DE PRECIOS, NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE NUESTRAS JUSTAS LUCHAS OBRERAS Y POPULARES, Y OTROS.

En esa tarea estamos en la CSR-El topo obrero.

31.01.18

Declaración de la CSR ETO (Venezuela) 08.08.17

El triunfo del gobierno y las tareas de los revolucionarios

El gobierno ha cosechado un triunfo contradictorio, pero triunfo al fin y al cabo. En medio de la violencia disminuida de la oposición vía sus guarimberos, se movilizó una mayoría relativa de votantes, con respecto a la consulta del 16J convocada por la MUD. Se expresaron votantes que provienen de un núcleo duro del chavismo que se calcula entre un 20 a 30 por ciento del universo electoral; se sumó el chavismo light, que se ha replegado en las últimas elecciones sin girar hacia la MUD, que lo integran grupos que van desde demócratas pequeñoburgueses hasta de quienes se reclaman marxistas, se suma una franja importante de trabajadores y sectores de clase media contrarios a la política del gobierno, pero hartos y atemorizados por la creciente violencia mostrada por la MUD, que le entrego su dirección a los sectores más radicalizados de Vente Venezuela y Voluntad Popular. Es decir, el gobierno ha electo unos Constituyentistas a su medida, pero no sobre la base de la votación histórica del Chavismo, cuando los votos eran enteramente de una base social que apoyaba a Chávez y sus medidas.

El debate que se abrió posterior a las elecciones, se centró en la veracidad o no de los 8 millones de votos que según el CNE le dieron el sí a la Constituyente, pero más allá de ello, lo determinante es que sin lugar a dudas, a excepción de aquellos que no podían dar crédito a lo que sus ojos estaban viendo, hoy estamos ante un PSUV-Maduro remontando la cuenta de electores que venía en picada -hasta unos 5 millones en las parlamentarias de 2015 a los 8 millones de la Constituyente, es decir, el número de votantes el 30J triplicaba los votantes del desmoralizante 16J y es ello lo que cambia el coyuntural panorama político nacional. El chavismo había movilizado muchos más trabajadores y votantes en general que la oposición que se ufanaba y vivía del pasado triunfo del 2015.

El triunfo del gobierno ha estremecido a toda la MUD desde sus bases hasta su dirección. Surge la pelea entre Ramos Allup y Fredy Guevara en la Asamblea Nacional reseñada por el diario opositor Tal Cual y las declaraciones del dirigente adeco en el programa “Vladimir a la 1″, por otro lado fracasa la convocatoria a movilización hasta el Palacio Federal, sede de la Asamblea Nacional y de la Asamblea Nacional Constituyente el día de su instalación, donde apenas salieron a movilización varios centenares de miembros de la “Resistencia” o guarimberos, todo esto es reflejo de la crisis que cruza a todos los factores de la MUD y muy en especial a su ala radical que ahora se les convoca a participar en las elecciones regionales con el mismo actor electoral del CNE, al cual se le acusa de fraude comicial. Es una vieja y repetida historia de la MUD.

Pero el gobierno, hasta ha querido presentar el triunfo de la instalación de la Constituyente, como un triunfo en toda la línea, no solo apartando el hecho de que un buen porcentaje de los votos obtenidos, son votos “prestados” u obtenidos no para apoyarlo sino para condenar la violencia y más allá nada ha dicho del creciente agravamiento del entorno económico que está viviendo el pueblo, precisamente producto de su política económica encerrada en las fronteras del capitalismo.

Una parte del pueblo votó con la esperanza de la resolución de la crisis que la dirección chavista le prometió y otra parte tan solo porque no se le ha presentado una segunda vía. También es cierto que una parte importante de las bases de la oposición, acataron el llamado de abstención de esa ultraderecha recalcitrante buscando en esta la salida a la crisis. En las bases de los votantes y de los abstencionistas, hoy influidos por los 2 bloques PSUV – MUD está la inmensa mayoría de la clase obrera y del pueblo oprimido del país. A esa base los revolucionarios tenemos que darle una respuesta y no dejarle el camino libre a quienes tan solo van a usar la ANC como un circo para mantener a las masas alejadas de la solución de la crisis, o para prepararse para el reparto burocrático de la renta petrolera vía las elecciones regionales.

El PSUV alimentó en sus bases y más allá, la ilusión de que la Constituyente podía estar integrada por verdaderos dirigentes obreros y populares, surgidos de discusiones democráticas desde las bases, pero mientras tanto afinaba la maquinaria electoral del partido y sus organizaciones sociales para asfixiar cualquier posibilidad real de ello y por ello ya desde el CNE, los candidatos oficiales del oficialismo fueron marcados con el número 1, el cual fue al que orientaron a los votantes a marcar, aparte de que la mayor promoción y facilidades para hacerlo fue también para la gente del aparato.

Partiendo de que de entre los candidatos a constituyentes estaban verdaderos representantes de la clase obrera y los sectores combativos del pueblo, que participaron con la sana intención de defender los intereses de los trabajadores y el pueblo de aprobar medidas que permitiesen superar la crisis capitalista que estamos viviendo, partiendo de que la crisis económica no se ha frenado y hasta pareciera que pudiera alcanzar una mayor velocidad en su profundización vista las últimas acciones de la página Dólar Today y de los amos del capital monopólico y sobre todo de la necesidad de poner en la calle una genuina política de clase que sirva de bandera a todo el movimiento obrero y popular para movilizarse y derrotar el paquete de austeridad económica que está aplicando el gobierno y que los candidatos de los empresarios y del aparato burocrático gubernamental están defendiendo con todas sus fuerzas. Partiendo de esos hechos, nuestra organización ha aprobado hacer un llamado a todos los candidatos que se reclaman del movimiento obrero y popular que participaron en el proceso Constituyente a presentar con carácter de urgencia un PAQUETE DE EMERGENCIA ECONÓMICA DE CARÁCTER OBRERO, que siente las bases para derrotar el PAQUETE DE AUSTERIDAD ECONÓMICA que nos aplican y empezar un firme proceso de recuperación de la economía que sirva a los intereses de los trabajadores y el pueblo y no a los amos del capital y la burocracia que les apoya, únicos beneficiados del mismo.

Presentamos a continuación las propuestas fundamentales para la estructuración del Paquete de Emergencia Económica y anticrisis obrero y revolucionario:

1.- PARALIZACIÓN INDEFINIDA DEL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA y así preservar los recursos económicos requeridos para el relanzamiento y diversificación de la economía y cubrir las inversiones para el disfrute de una educación y una salud para todos, de carácter gratuita y de calidad.

2.- DENUNCIAR LOS TRATADOS DE DOBLE TRIBUTACIÓN con los EEUU y otros gobiernos, que eximen de pagar miles de millones de dólares al año a empresas transnacionales instaladas en el País y que hoy nos son urgentes obtener para frenar la crisis que estamos viviendo.

3.- NACIONALIZACIÓN DEL SISTEMA BANCARIO SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Esta es una segunda y vital medida para ordenar la economía nacional, controlando todos los movimientos monetarios y financieros al interior y exterior del país; poder determinar a quién, para qué y cuánto se le presta y garantizar su correcta devolución en beneficio de las mayorías asalariadas. Es una medida inevitable si se quiere controlar y detener la fuga de capitales, si se quiere planificar y desarrollar las necesarias inversiones en el campo y la industria bajo parámetros de beneficios sociales y no particulares, impulsar áreas como el de la investigación tecno científica, la medicina y otras áreas importantes para nuestro desarrollo y crecimiento.

4.- LA NACIONALIZACIÓN DE LOS MONOPOLIOS SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Con esta medida se podrá controlar la producción fundamental de alimentos, vestido y calzado y otros bienes de consumo masivo y que son los que imponen los precios al consumidor final, vía control de las industrias más grandes y productivas y de los canales de comercialización.

5.- DECRETAR EL MONOPOLIO ESTATAL DEL COMERCIO EXTERNO E INTERNO. Por todos es sabido que Venezuela, desde los tiempos de la IV República es más lo que importa para cubrir sus necesidades que lo que produce y por lo tanto, para poder parar el desabastecimiento y la especulación, es vital tomar esta medida, BAJO CONTROL OBRERO Y SOCIAL vía las organizaciones de la clase trabajadora y así controlar lo que se compra, su valor, cantidad, calidad, a quién se le distribuye y como este a su vez lo comercializa entre la población, a qué precio y en qué condiciones.

6.- CREACIÓN DE MILICIAS OBRERAS. Que suplanten a la GNB y las policías en todas sus funciones. Ha dicho el propio presidente Maduro que el 40 por ciento de lo que importamos y producimos se va de contrabando a otros países vía frontera y aduanas y eso pasa bajo la mirada de la GNB y de otros cuerpos policiales y de seguridad. Vivimos como el gobierno lanzó a la GNB a ocupar los mercados mayoristas para parar el desabastecimiento y la especulación y nada ha pasado. Los propios comerciantes han denunciado públicamente el matraqueo descarado e insoportable que sufren. Una milicia obrera con funcionamiento centralizado por las organizaciones obreras en cada estado y a nivel nacional es la única vía para poner orden no solo en el abastecimiento y la especulación, sino también en la protección de los bienes y la vida del pueblo.

7.- IMPULSAR LA UNIDAD Y CENTRALIZACIÓN DEMOCRÁTICA DE LAS ORGANIZACIONES DEL MOVIMIENTO OBRERO. Una nueva estructura de gobierno, con participación democrática de los productores de la riqueza nacional en todos los órdenes de la vida nacional, solo es posible sobre la base de la unidad organizativa y centralizada democráticamente de la clase obrera. Para poder parar la crisis, solo la participación protagónica del pueblo trabajador la puede garantizar; solo la participación de los trabajadores, partiendo de sus Asambleas en los Centros de Trabajo y extendidas a nivel estatal y nacional puede resolver el desastre económico en la cual estamos sumidos y garantizar aparte de la seguridad personal del pueblo, que la riqueza que se cree, no sea dilapidada ni por los amos del capital ni por los burócratas del gobierno que solo piensan en sus beneficios personales.

El llamado a impulsar este programa de EMERGENCIA ECONÓMICA lo hacemos extensivo a todos los compañeros que se reclaman socialistas revolucionarios, para que juntos lo impulsemos a nivel nacional.


08.08.17

Corriente Socialista Revolucionaria El Topo Obrero

febrero 23, 2018

Centenario del Ejército Rojo


El 23 de febrero de hace Cien Años se crea el Ejército Rojo de la República Socialista Federativa de Rusia. Por única vez en la historia 5 millones de obreros y campesinos derrotaron a 14 ejércitos imperialistas en 17 frentes de batalla, bajo la conducción de León Trotsky.

febrero 21, 2018

170 años del Manifiesto Comunista


"Los obreros no tienen patria. No se les puede arrebatar lo que no poseen. Mas, por cuanto el proletariado debe en primer lugar conquistar el poder político, elevarse a la condición de clase nacional, constituirse en nación, todavía es nacional, aunque de ninguna manera en sentido burgués. (…) Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Las clases dominantes pueden temblar ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar."

Declaración de la LCT (Argentina) 20.02.18

UNA MARCHA NO ALCANZA: TENEMOS QUE DISCUTIR Y LANZAR UN PLAN DE LUCHA PARA DERROTAR EL AJUSTE MACRISTA

2018 será un año en que las luchas se tensaran aún más. Es que el gobierno fracasó con su modelo económico y ya son varios los sectores, inclusive patronales, los que predicen que el gobierno de Macri terminará antes de tiempo: entre ellos la prensa imperialista Wall Street Journal de Estados Unidos. 

Pero como el macrismo no tiene otro plan económico (y aun no fracasó políticamente) es que sale con el cuchillo entre los dientes contra los trabajadores, para que la deuda externa la pague el pueblo trabajador y no los capitalistas.

Pero este gobierno, aunque elegido por el voto, representa a una minoría y hoy cuenta con mayor rechazo, entre ellos un sector que lo votó.

Macri-Cambiemos se mantiene en pie porque cuenta con aliados de su lado. Por un lado están los diputados, senadores y gobernadores de los distintos partidos capitalistas con los que negocia la distribución de fondos, la aprobación de leyes, etc. Como ya se los vio en la aprobación de la reforma previsional y judicial.

Pero también los tiene entre el movimiento obrero: los acuerdos paritarios a la baja, firmados a espalda de los trabajadores, por los burócratas de UDA, Obras Sanitarias, Unión Ferroviaria, UPCN, etc., etc. Dan el ejemplo de que no se puede confiar en los dirigentes sindicales que vienen dirigiendo los sindicatos hace décadas: hace falta una renovación sindical, donde impere la democracia sindical y los dirigentes defiendan los intereses de los trabajadores.

Por eso es importante comprender que no por encabezar una marcha contra el gobierno significa que uno se vuelva automáticamente en un defensor del pueblo trabajador.

En ese sentido la marcha que impulsa Moyano es una maniobra para contener y desviar el descontento entre los trabajadores por el ataque gubernamental (reforma previsional, paritarias a la baja, inflación, etc.) y contra la bancarrota del triunvirato y su política colaboracionista (y en el caso personal de Moyano, porque es investigado judicialmente). Esta marcha no tiene como objetivo parar el ajuste, porque para eso necesitamos una medida de fuerza como la huelga general; el objetivo es desgastar aun más al gobierno macrista y darle tiempo a la “oposición” colaboracionista del peronismo/kirchnerismo para que tengan más fuerzas y tratar de ganar las elecciones del 2019.

Sin embargo esta marcha tiene un elemento progresivo. Y es que al mismo tiempo es una expresión de protesta genuina de los trabajadores, más allá de las intenciones de quienes la han convocado. Por eso llamamos a participar de la misma, pero participando de la columna independiente convocada por los compañeros del Htal. Posadas y haciendo la siguiente aclaración: lo fundamental es darle continuidad a la lucha de estatales (como INTI, Rio Turbio, ANSES, etc.) y extenderla a otros gremios, para coordinar todas las luchas y llevarlas a la victoria.

En ese sentido la marcha que encabeza Moyano no es el intermediario por el cual se logre esa coordinación; el Encuentro Nacional de los Trabajadores, reunido el sábado pasado en el Htal. Posadas, es el medio, aunque germinal, para coordinar las luchas.

Para lograr eso este Encuentro debe continuar reuniéndose y tomar como objetivo la formación de un Congreso Obrero de Delegados de Base, abierto a todas las tendencias del movimiento obrero y donde los trabajadores en negro, desocupados y los centros de estudiantes tengan representación, para elaborar de conjunto un plan de lucha para derrotar el ajuste anti-obrero gubernamental.

Si no llegamos a esa instancia la lucha será desviada a la discusión paritaria (que aunque importante, no es lo fundamental) y el ajuste pasará.

• Por asambleas regionales de cada gremio para elegir paritarios! Por un aumento igual a la canasta familiar básica, indexada automáticamente!
• No a los despidos, las suspensiones, los retiros “voluntarios” y el cese de contratos! Por el pase a planta permanente y la ocupación de puesto laboral que despida o cierre! Reincorporación de todos los despedidos de Estado!
• Por la libertad de todos los presos políticos! Que se termine la persecución de los procesados!
• No a la represión! Por piquetes de auto-defensa contra las patotas y la policía!
• Por la Huelga General activa!
• Por un Congreso Obrero de Delegados de Base para discutir y lanzar un plan de lucha y derrotar al gobierno y su plan de explotación, desocupación y hambre!
• Por un Gobierno Revolucionario de los Trabajadores!


Liga Comunista de los Trabajadores 
(Argentina)

20.02.18

Declaración de la LCT (Argentina) 18.12.17

FRENTE A LA TRAICIÓN DE LA CGT Y LA CAPITULACIÓN DE LAS CTAS: DERROTEMOS EL PLAN DE SUPER-EXPLOTACIÓN, HAMBRE Y DESPIDOS DE MACRI-CAMBIEMOS CON UN CONGRESO OBRERO DE DELEGADOS DE BASE

El pasado jueves 14 se vivió una lucha obrera y popular como no se veía hacía muchos años. Aun a pesar de la brutal represión (que termino con más de 40 detenidos, algunos que ni siquiera participaban de la protesta) de la gendarmería y la prefectura, el macrismo tuvo que suspender la sesión para aprobar la reforma previsional. Fue una victoria, sí. Pero lejos de querer desanimar, es fundamental aclarar que fue una victoria parcial, con sus límites. El macrismo no fue derrotado, y aún le faltan más rounds por perder. Una prueba de eso es que este lunes 18 quieren hacer aprobar la reforma (con un miserable bono único -que no cubre lo que se pierde- para tratar de calmar las aguas) y, si les vuelva a fallar, ya se ha avisado por distintos medios que Macri quiere hacerla pasar por DNU. Es que no tienen otra política: su política es gobernar para los ricos y que la crisis la paguen los trabajadores, jubilados y el conjunto del pueblo pobre.

La fuerte represión del gobierno -que se suma a la represión contra los mapuches y a las marchas por Santiago Maldonado-, busca atemorizar para que no haya manifestaciones, echándole la culpa “al kirchnerismo que quiere desestabilizar” a “la izquierda violenta” o “al trotskismo que no quiere la democracia” y cosas semejantes, pero lo cierto es que es el gobierno que avanza con medidas anti-populares el que reprime descaradamente, y cobardemente, los cortes y las movilizaciones que se oponen a sus medidas hambreadoras.

Es fundamental entender entonces que el poder del pueblo trabajador, no está en votar por tal o cual candidato, sino en paralizar el país. Pero a ese poder debemos acompañarlo de un objetivo político concreto y es que sean los trabajadores los que den una salida obrera a la situación. Cualquier dirigente que diga que hay que marchar para demostrarle al gobierno de turno el descontento, y que cambie de política, se opone a la lucha por el poder obrero, y confunde así de manera consiente a los trabajadores, porque con este sistema siempre se gobierna para los patrones.

Hasta el momento, ya entrado el mismo día del supuesto paro la CGT no sabe qué va a hacer. El triunvirato traidor de la CGT discute declarar un flaco paro nacional de apenas 12hs. La razón por la que hacen esto es porque no quieren pagar el costo político con el riesgo de perder el control de las bases. Saben que esta contrarreforma previsional es muy impopular y que si llega a escalar aún más las protestas puede perder el control. Ellos están para asegurarse de que cualquier protesta no termine por derrotar a Macri y su ajuste. No por largar un paro de 12hs (o de 24hs o de 48hs o del tiempo que sea) dejaran de ser los mismos burócratas que aprobaron la flexibilización laboral macrista.

Los dirigentes de las CTA’s y la Corriente Federal no son mejores. Aunque ellos hacen paro y movilización, la verdad es que su objetivo también es contener las luchas. Por ejemplo, sabiendo Pablo Michelli que Macri no quiere discutir el corazón de estas contra-reformas -y menos con la CTAs- le pide una Mesa de diálogo, lo que en los hechos significa dejar pasar el tiempo y no poner en pie de guerra a los trabajadores que dirigen. Yasky, de la otra CTA y Palazzo, de la Corriente Federal, son iguales. Ellos no quieren luchar en serio, solo buscan desgastar a Macri, pero no derrotarlo y se juegan a las elecciones del 2019: esa jugada termina beneficiando al gobierno, porque así pasan los aumentos de las tarifas, ahora estas leyes, en fin, con su negativa a derrotar a Macri, le hacen pagar el ajuste al pueblo trabajador.

Contra esas perspectivas tenemos que parar y marchar este lunes para hacer que naufrague la reforma previsional y porque gobernemos los trabajadores. Sin embargo, la movilización y el paro de compromiso no pueden, de ninguna manera, parar con el ajuste y las contrarreformas macristas y sus aliados. Es necesario que los burócratas de la CGT y las CTA’s no nos dirijan los conflictos, sino que sean las bases las que decidan.

Por eso lo que necesitamos y proponemos es un Congreso Obrero de Delegados de Base, abierto a todas las tendencias del movimiento obrero (corrientes de desocupados y estudiantes en lucha), que unifique, coordine y elabore un programa y plan de lucha hasta imponer la huelga general. Esta tarea no puede ser confiada a los dirigentes burócratas de la CGT o de las CTA’s, son los partidos de la izquierda clasista (como el PO, PTS, IS, MST, N.MAS, etc.), sólo preocupados en las alianzas electorales para los votos, y las corrientes sindicales clasistas, las que deberían, hace meses, estar llamando a un CODB para poner en pie un polo obrero de referencia de lucha, con los sindicatos, las seccionales, y las muchas comisiones internas que dirigen. Así sí se podrá, embretar a los sectores de la burocracia que dicen querer luchar contra el macrismo pero poco hacen, y derrotar al gobierno, haciendo que el ajuste y la crisis la paguen los capitalistas.

Movilicémonos y paremos este 18 para derrotar la ley hambreadora contra los jubilados
Abajo las leyes de super-explotación y hambre: la fiscal de despidos en el Estado; la contra-reforma previsional y la ley de flexibilización laboral
No a la represión – Desmantelamiento del aparato represivo – Creemos piquetes de autodefensa
No al pago de la deuda externa con el hambre del pueblo trabajador
Por un Congreso Obrero de Delegados de Base, y un verdadero plan de lucha hasta imponer una Huelga General que derrote al gobierno y sus planes super-explotadores, de despidos, hambre, miseria y represión
No a los despidos en el Estado – Trabajo para Todos – Salarios y jubilaciones que cubran la canasta familiar – Reducción de la jornada laboral a 6hs
Por un Gobierno Revolucionario de los Trabajadores, para que la crisis y los ajustes lo paguen los capitalistas


Liga Comunista de los Trabajadores
(Argentina)

18.12.17

diciembre 16, 2017

¡FUERA EL GOBIERNO Y EL CONGRESO!

La secular corrupción de la burguesía peruana -de sus empresarios, políticos, jueces, militares, policías, periodistas, rectores, prelados, etc.- está siendo inicialmente destapada en estos días. El hilo de la madeja debió ser jalado desde el exterior, lo que refleja el escandaloso reinado de la impunidad en el Perú. 

No hay partido burgués que no esté mezclado con la aberrante política anti-popular impuesta por ocho gobiernos electos y una dictadura durante treinta y siete años, incluyendo a movimientos de la pequeña burguesía. Esta es la evidencia histórica de que la naturaleza profunda de la política reaccionaria es corrupta y de que esta corrupción solo lleva un nombre: Estado Capitalista. Y el régimen democrático vigente, la democracia liberal capitalista, ha sido siempre, en todas partes, una seudo-democracia corrupta.

Para el pueblo trabajador, la llave de su liberación es la supresión del Estado de la clase dominante y su reemplazo revolucionario por un Estado de los Trabajadores. Solo así podrá iniciar el camino hacia una superior sociedad igualitaria dentro de un proceso indispensablemente internacional.

Por desgracia esos no son ni el objetivo ni el método de los dirigentes sindicales y políticos del proletariado. La cúpula de la CGTP apoyó oficialmente a los partidos de Ollanta Humala y de PPK, rindiéndose luego ante ambos gobiernos. También sostuvo en su momento a la administración de Susana Villarán. Las direcciones de izquierda que la encabezan, el PC y Patria Roja, no solo han apoyado esas candidaturas, sino las de Toledo en 2000-2001 y la de Fujimori en 1990, para actualmente impulsar un partido junto al potentado Lerner y Yehude Simon, masacrador de Bagua. Estos aparatos no merecen ningún tipo de confianza de los trabajadores.

El gobierno de PPK y la mayoría fujimorista del Congreso son mellizos. Hacen la misma política contra el pueblo. El Ejecutivo reúne a políticos de todos los gobiernos anteriores y cedió cargos muy importantes del Estado al Fujimorismo. PPK sigue a punto de indultar a Fujimori. Ahora la mafia fujimorista pretende incluso una nueva dictadura mediante la destitución del Tribunal Constitucional y del Fiscal de la Nación. En el Congreso, ninguna de las bancadas expresa a los explotados y oprimidos. Nunca los movimientos pequeñoburgueses representarán al proletariado. Por eso hay que deshacerse del Gobierno y del Legislativo al mismo tiempo, para abrir un nuevo cauce clasista en el país. 

¡La CGTP tiene el deber de convocar a una movilización nacional y preparar una Huelga Indefinida!

¡Levantar una Asamblea Popular Nacional de la clase obrera y el pueblo!

¡Organizar un partido revolucionario de los trabajadores!

¡Por un Gobierno Obrero y Popular!


15 de diciembre de 2017

Revolución Permanente



diciembre 01, 2017

LM 26


Ante el Gobierno y el Congreso: Frente único y anti-capitalismo

Una serie de ataques anti-laborales y económicos lanzará Kuczynski a partir de la vigencia de las facultades legislativas que el Gabinete de Mercedes Araoz obtenga del Fujimorismo y el Congreso. Es el natural papel de unos ministros que representan a todos los partidos de los gobiernos anti-populares de treinta años, ahora reforzados con más figurones del aprismo. Es el curso normal de este virtual co-gobierno PPKEIKO, avalado desde un primer momento por el voto de confianza de las siete bancadas defensoras del Estado Capitalista.

Un gobierno de caja fiscal repleta pero enemigo de la inversión pública; con los precios en alza constante pero sus índices rumbo a la cuesta recesiva. Con los trabajadores golpeados por toda una historia de leyes adversas, por recortes de derechos, desregulación laboral, contratos temporales, despidos arbitrarios, trabajo indigno y desempleo en ascenso. Y el gobierno asegurándose de mantener los regímenes laborales lesivos o pretendiendo financiar a los empresarios con dinero público (el 9% de la aportación a Essalud).

No olvidemos que este Estado deja de percibir 4600 millones de dólares en exoneraciones tributarias a la banca, las mineras, las universidades privadas, etc., pero al mismo tiempo Kuczynski ha destinado, por ejemplo, $ 1632 millones a los Juegos Panamericanos del 2019 y va a derrochar $ 37 millones en homenajear al Papa. También está dilapidando $ 43.5 millones por consultorías y $ 8.5 millones por servicios en el CIADI (Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones), mientras por su lado el Congreso fujimorista promulga una ley para exonerar de impuestos a LATAM, que le debe $ 457 millones al Estado, pero eleva las pensiones de militares y policías hasta por S/. 730 mensuales, lo que implica un nuevo gasto público de S/. 1107 millones anuales.

Para lo que nunca hay es para salud, educación, producción estatal, vivienda y otras muchas necesidades populares. Sin embargo un Ministro cobra más de $ 9000, un Congresista igualmente, entre sueldo y gastos, y el Presidente casi $ 5000. Pero el Presidente del BCR y el Superintendente de Banca y Seguros reciben $ 13000, el Contralor más de $ 10000 y el Jefe de la Sunat casi $ 8000, sin contar a los Jefes de la Sunass, SuSalud, OSCE, Indecopi, Osiptel, Ositran, Osinergmin, IRTP...

Ante estos datos de la realidad, el movimiento obrero y popular no deja de responder. Una serie de huelgas indefinidas y movilizaciones están curso: mineros, estatales, obstetras, universidades, pescadores, agricultores… En las regiones algunas luchas revisten especial agudeza. Cajamarca, Celendín y Hualgayoc siguen enfrentadas a Minera Yanacocha. En Espinar, Cusco, a la suiza Glencore Xstrata. Pampas, Ancash, rechaza la construcción de seis mini-hidroeléctricas del IBT Group español, que provocarán escasez de agua. Condorcanqui, Amazonas, exige el desalojo de la canadiense Afrodita por contaminar los ríos, así como la población de la cuenca del Llallimayo, en Puno, exige el retiro de la aurífera Aruntani. Las comunidades nativas loretanas y las comunidades campesinas apurimeñas reclaman, respectivamente, la consulta previa sobre el Lote 192 y sobre las operaciones de la imperialista china MMG, que les adeuda pagos en Las Bambas, mientras en la zona tres distritos continúan en estado de emergencia.

¿Y cuál es el papel que cumple en esta situación la dirección del movimiento de masas, la burocracia de la CGTP? El que cumplió durante todo el período de Humala: postrarse y desertar de la lucha contra el gobierno burgués. Ni siquiera la combativa Huelga Nacional Indefinida de las Bases Regionales del Sutep consiguió que la cúpula sindical aceptara movilizar en frente único a los trabajadores de todo el país, para asestar una derrota a la burguesía. Permanecen genuflexos ante un Presidente agente del imperialismo, por el que hicieron entusiasta campaña como toda la izquierda. Esta es la verdadera naturaleza del seudo-comunismo traidor (PC y Patria Roja), así como del neoliberalismo pequeñoburgués “más humano” (Frente Amplio, Nuevo Perú, Más Democracia, Perú Libre).

En medio de la corrupción general de los políticos del sistema, de sus amos potentados, de sus jueces, de la estafa de la Reconstrucción del Norte, de la impunidad reinante que se coronará con el indulto al genocida Fujimori, la casta de la CGTP ha suplicado a PPK un co-gobierno capitalista “de concertación democrática, con participación de bases populares e inspiración del Acuerdo Nacional” (15.09.17). Un oportunismo al que siempre habrá que responder: ¡Organizar un partido proletario para la Revolución Socialista! ¡Forjar asambleas populares y una Asamblea Popular Nacional! ¡Luchar por un Estado de los Trabajadores! ¡Gobierno Obrero, Campesino y Popular!


1 de diciembre del 2017

Revolución Permanente 

noviembre 20, 2017

100 años de la Revolución Soviética



"¡A los ciudadanos de Rusia! El Gobierno Provisional ha sido depuesto. El Poder del Estado ha pasado a manos del Comité Militar Revolucionario, que es un órgano del Soviet de diputados obreros y soldados de Petrogrado y se encuentra al frente del proletariado y de la guarnición de la capital. Los objetivos por los que ha luchado el pueblo - la propuesta inmediata de una paz democrática, la supresión de la propiedad agraria de los terratenientes, el control obrero de la producción y la constitución de un Gobierno Soviético - están asegurados. ¡Viva la revolución de los obreros, soldados y campesinos!"

Comité Militar Revolucionario del Soviet de Obreros y Soldados de Petrogrado, 07 de noviembre de 1917, 10.00 am