agosto 14, 2018

Vigencia de Revolución Socialista


Así defendió siempre RP la creación de un organismo de poder proletario anticapitalista que enfrentara al Gobierno, al Congreso y al Poder Judicial, organizando una Huelga General Indefinida con el objetivo de derribarlos. Contrariamente, la cúpula burocrática de la CGTP: PC y Patria Roja, nunca atinan más que a convocar una tarde de marchas como las del pasado 19 de julio. Es el eterno camino del desahogo, la parálisis y la derrota, en momentos en que el pueblo trabajador repudia al conjunto de los políticos burgueses por opresores y corruptos. Mientras las masas ya salen a lucha espontáneamente, la izquierda estalino-liberal de Huamán y Moreno candidatea fusionada con el reaccionario criminal Simon, en el colmo de su identidad oportunista electorera.

junio 16, 2018

50 años de la reconstitución de la CGTP


Con ese hito se reconquistó la unidad sindical por la que bregaron generaciones de proletarios combativos. Sin embargo, en medio siglo, la dirección política de la Central empujó a los trabajadores al apoyo a los candidatos plutocráticos: Belaúnde, Fujimori, Toledo, Humala, PPK; sostuvo al Apra a mediados de los 80 y planeó una candidatura conjunta en los años 90; rechazó derribar a todos los gobiernos anti-populares y ha renunciado a la lucha contra ellos durante esta década. Todo eso solo tiene un nombre: Traición.

mayo 01, 2018

CONTRA LA CLASE DOMINANTE: ASAMBLEA POPULAR NACIONAL

El relevo de Kuczynski por Vizcarra inauguró un segundo tramo del virtual cogobierno pro-fujimorista vigente desde el 2016. Toda la política económica y social producida por el Ejecutivo y el Congreso es representativa de la extrema derecha; solo el viejo millonario socio del capital imperialista fue reemplazado por un ex-dirigente aprista y sus ministros provenientes de los períodos de Humala, del Apra y… del fujimorismo. Vizcarra, conocido por perjudicar al Estado peruano en cuanto al aeropuerto de Chinchero, a los campesinos apurimeños en la explotación de Las Bambas y etc., ha recibido por supuesto el entusiasmo del Congreso, con tal de impedir nuevas elecciones que harían peligrar sus escaños de 10.000 dólares mensuales.

Al estupor y repugnancia del pueblo trabajador a causa de la corrupción burguesa, se suman los resultados de esa política capitalista, siempre a la vista: el desempleo ha crecido desde al año pasado en cerca de doscientos mil puestos perdidos y la pobreza ha aumentado a nivel nacional durante años. Pero se vienen nuevos ataques anti-populares. La conocida como “Ley Pulpín 2” para que todos subvencionemos los gastos empresariales en la contratación de los jóvenes. La “reforma laboral”, promovida por la Confiep, para reducir gratificaciones, vacaciones y CTS de los trabajadores, para impulsar los despidos y perpetuar los services. Con estos objetivos y otros muchos el Gobierno pedirá próximamente facultades al Congreso, ratificando su verdadero rostro y el de todas las bancadas que lo apoyan.

Mientras tanto, la dirección de la CGTP persiste en hacer todo lo posible por aletargar al movimiento obrero y popular en todo el país. Pero para cubrir su defección de la lucha proletaria, convocó ya en setiembre -con una nominal anticipación de ocho meses- a otro inocuo Paro Nacional de 1 día para el 17 de mayo, Paro que debido a su incapacidad dirigencial lleva camino del fracaso, como el anterior Paro del 9 de julio del 2015. Es que la burocracia sindical necesita inevitablemente mostrarse activista de cara a su verdadero propósito de siempre: las candidaturas oportunistas de la izquierda en las elecciones de octubre.

La izquierda, tanto la proletaria como la pequeño-burguesa, elogia a Vizcarra, defiende la economía de mercado, denuncia al “modelo” y no al capitalismo, apoya a políticos neoliberales o ellos mismos lo son, y demanda una “nueva Constitución” capitalista, al tiempo de sumergirse en su eterno electoralismo para alcanzar los jugosos emolumentos de los cargos municipales, regionales y parlamentarios. Cargos que solo significarán gobernar para sus intereses arribistas con una política de reformas insignificantes. Ninguna otra cosa puede esperar la clase obrera y el pueblo de la izquierda anti-marxista.

En contrario, luchemos por obligar a la burocracia sindical y política del PC y Patria Roja a impulsar la construcción de una Asamblea Popular Nacional que exprese el poder proletario de la ciudad y el campo, contra el poder de la clase dominante. Y así, por esa vía, abrir el camino hacia una posterior Huelga General Indefinida que acabe con el gobierno de Vizcarra. 

Que se vayan todos los explotadores y corruptos.

Fuera el Gobierno y el Congreso.

Por un Gobierno Obrero y Popular.


01 de mayo del 2018

Revolución Permanente 

marzo 23, 2018

Declaración de la CSR ETO (Venezuela) 31.01.18

¿Estamos contra la pared? Lapidaria frase de JV Rangel en su programa de opinión; “…insoportable el costo de vida, imposible callar ante el fenómeno que azota a todo el pueblo por igual, sin excepción, sin distingo social y político, los venezolanos estamos contra la pared…”

Los marxistas tenemos respuesta a esta crisis, sabemos que el gobierno no es de los explotados sino que está al servicio de los explotadores y sus monopolios. Los empresarios quieren aumentar sus inmensas ganancias y no importa el método que usen para ello, se mueven con la especulación, el desabastecimiento, el contrabando, cierre de empresas, la venta de dólares, y pare de contar. Por su parte, Maduro y su gobierno hacen lo propio presentándose como la mejor opción de la burguesía, dictando políticas de “dádivas” por un lado mientras que por otro le entrega el País a los monopolios que imprimen las formas de imponerse sobre la espalda de los trabajadores y oprimidos. Solo saldremos de estos males en la medida que unifiquemos fuerzas y vayamos hacia la construcción de la justicia social, hacia el socialismo que pasa por imponernos como clase obrera sobre los capitalistas.

Pero es tal la voracidad de los monopolios y sus cómplices, que hoy estamos acorralados por los precios de todo, que se multiplican de hora en hora. Si nos montamos en un transporte –ruta-, además de pagar el escandaloso pasaje, no dejamos de escuchar la variedad de molestias del común del pasajero rojito, azulitos o neutro: no hay pollo, carne, harina, azúcar, medicamentos, cauchos, no hay gasolina, no hay no hay no hay…, ya el argumento de la guerra económica como que no funciona. Las dádivas como los perniles, las cajas del CLAP, el aumento en el número de pensionados, los aumentos salariales –que no duran una semana- son insuficientes o no llegan, no calman las angustias y protestas del pueblo trabajador y oprimido por lo que cada hora escuchamos más cerquita un tic tac tic tac del reloj de la confrontación social abierta y generalizada. El gobierno luce entregado y acorralado ante sus grupos más voraces, que empujan sin piedad a la desesperación popular.

Algunos nos llegamos a preguntar…¿A QUE SALIDA INMEDIATA ESTA JUGANDO HOY EL GOBIERNO (Y LOS EMPRESARIOS ) con esa luz verde al “dólar today”, con la inflación descomunal, y demás golpes al pueblo? ¿Será que quiere que lo tumben para pasar esa papa caliente a otro? y después plantearse el regreso en mejores condiciones -tomando en cuenta que el gobierno que venga no va a salvarnos de la crisis que es mundial- pues toooodos están comprometidos con los intereses de los monopolios. Todos los candidatos y mesías que se ofrecen a “cambiar el futuro”, todos están comprometidos con la voracidad capitalista, el nuevo salvador Lorenzo Fernández, Capriles, Leopoldo, Henri Falcón, Corina, Allup, Ledezma, todos los viejitos dinosaurios y los nuevos como Diosdado, Maria Gabriela, el ex-ministro Ramírez, los militares ministros, aparte de Maduro, ninguniiiito de ellos puede comprometerse y cumplir con los intereses de los trabajadores y el pueblo, puesto que ellos no tienen ese interés de clase. Todos ellos reflejan algunas diferencias secundarias de cómo manejar la renta petrolera, pero en lo esencial, todos están de acuerdo en mantener el capitalismo. Ni uno solo de ellos, llama a los trabajadores y sus aliados oprimidos, a desarrollar y ejercer el control de las importaciones, de la producción y distribución de todo lo esencial para nuestras mejoras en las condiciones de vida y trabajo, de la banca; ni uno solo de ellos llama a darle poder a las organizaciones obreras y populares a tomar el control -discutido y decidido en asambleas de base- de toda acción contra los monopolios, contrabandistas, bachaqueros, especuladores y toda clase de bichos que se enriquecen a costilla del dolor de todo el pueblo. Es allí en donde repetimos y repetimos la frase: SOLO LA CLASE SALVA LA CLASE, NADA SE NOS REGALARÁ, TODO SERÁ PRODUCTO DE NUESTRAS LUCHAS…..

LA CONFRONTACIÓN SOCIAL HOY TENDRÍA UNA DEBILIDAD y es la falta de una dirección alternativa visible que logre unificar las protestas, para que estas desarrollen todo su potencial político para poner en cuestionamiento el problema de fondo, el problema del poder: ¿Quién gobierna, quién decide y dirige la economía? ¿Quién recibe los beneficios de todo lo que se produce y cómo se reparten?, en esencia la única salida a la crisis capitalista es la construcción del socialismo. No hay términos medios, ¡SOCIALISMO O BARBARIE¡ y la justicia social, el gobierno de los trabajadores y el pueblo, el socialismo, no se nos regalará, no se inventa, se construye al calor de la lucha diaria, no es fácil pero es el único camino.

Hay candelitas que se prenden hoy en este bello País ¿Maduro las apagará a fuerza de qué? En Sarare contra el fraude electoral , en Ciudad Bolívar, Sucre, Nueva Esparta, Aragua, Caracas, Catia, Maturín, por comida fundamentalmente, hay situaciones de saqueos que difícilmente se pueden etiquetar como “actos guarimberos” o acciones del hampa como pasó en Yaracuy, Ciudad Bolívar, Aragua; por otra parte los “votos duros” del chavismo como que se preguntan, ¿hasta cuándo vamos a aguantar?, ¿es guerra económica o incapacidad del gobierno para controlar la voracidad de una burguesía y una burocracia aliada insaciable, o las dos cosas ?. El gobierno le da toques técnicos a algunas tribus burocráticas y a algunos grupos económicos que se vienen tragando el erario público, por ejemplo la del ex - ministro Ramírez; el gobierno crea bonos, carnet de la patria, entrega algunas viviendas, y otras pero ni es suficiente, ni se recuperan los reales robados, ni calma el descontento….. Los guarimberos no se acaban, aunque siguen siendo rechazados por el pueblo, los rojitos siguen votando aunque cada vez en menos cantidad pero los golpes son fortísimos en donde más nos duele, en el salario.

¡¡¿Qué Hacemos?!! No tenemos más opción que luchar, luchar, luchar, pero organizadamente, unidos y coordinados. Hay conflictos a nivel nacional, ¡hay que unificarlos ¡!, hay protestas de calle por comida, por resultados electorales, por perniles, por bonos, por incumplimiento de contratos, por gasolina, ¡!hay que unificarlas!! Pongámonos de acuerdo para impulsar un gran Congreso nacional de trabajadores con delegados electos desde la base, que discutan y desarrollen un plan de lucha. Hay que aclarar cuáles son las banderas clasistas que nos unificarán, y entre ellas tienen que estar: UNIFICACIÓN DE TODAS NUESTRAS LUCHAS BAJO BANDERAS REIVINDICATIVAS Y POLÍTICAS, NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, NI UN DÓLAR MAS PARA LA BURGUESÍA Y TODOS SUS CÓMPLICES NACIONALES E INTERNACIONALES, NO A LA ENTREGA DEL ARCO MINERO, NACIONALIZACIÓN –SIN INDEMNIZACIÓN Y BAJO CONTROL OBRERO- DE TODA EMPRESA NECESARIA PARA LA ECONOMÍA DEL PAÍS, TODO EL PODER PARA QUE LAS ORGANIZACIONES OBRERAS Y POPULARES CONTROLEN LA IMPORTACIÓN, PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE BIENES Y SERVICIOS, CONGELACIÓN DE PRECIOS, NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE NUESTRAS JUSTAS LUCHAS OBRERAS Y POPULARES, Y OTROS.

En esa tarea estamos en la CSR-El topo obrero.

31.01.18

Declaración de la CSR ETO (Venezuela) 08.08.17

El triunfo del gobierno y las tareas de los revolucionarios

El gobierno ha cosechado un triunfo contradictorio, pero triunfo al fin y al cabo. En medio de la violencia disminuida de la oposición vía sus guarimberos, se movilizó una mayoría relativa de votantes, con respecto a la consulta del 16J convocada por la MUD. Se expresaron votantes que provienen de un núcleo duro del chavismo que se calcula entre un 20 a 30 por ciento del universo electoral; se sumó el chavismo light, que se ha replegado en las últimas elecciones sin girar hacia la MUD, que lo integran grupos que van desde demócratas pequeñoburgueses hasta de quienes se reclaman marxistas, se suma una franja importante de trabajadores y sectores de clase media contrarios a la política del gobierno, pero hartos y atemorizados por la creciente violencia mostrada por la MUD, que le entrego su dirección a los sectores más radicalizados de Vente Venezuela y Voluntad Popular. Es decir, el gobierno ha electo unos Constituyentistas a su medida, pero no sobre la base de la votación histórica del Chavismo, cuando los votos eran enteramente de una base social que apoyaba a Chávez y sus medidas.

El debate que se abrió posterior a las elecciones, se centró en la veracidad o no de los 8 millones de votos que según el CNE le dieron el sí a la Constituyente, pero más allá de ello, lo determinante es que sin lugar a dudas, a excepción de aquellos que no podían dar crédito a lo que sus ojos estaban viendo, hoy estamos ante un PSUV-Maduro remontando la cuenta de electores que venía en picada -hasta unos 5 millones en las parlamentarias de 2015 a los 8 millones de la Constituyente, es decir, el número de votantes el 30J triplicaba los votantes del desmoralizante 16J y es ello lo que cambia el coyuntural panorama político nacional. El chavismo había movilizado muchos más trabajadores y votantes en general que la oposición que se ufanaba y vivía del pasado triunfo del 2015.

El triunfo del gobierno ha estremecido a toda la MUD desde sus bases hasta su dirección. Surge la pelea entre Ramos Allup y Fredy Guevara en la Asamblea Nacional reseñada por el diario opositor Tal Cual y las declaraciones del dirigente adeco en el programa “Vladimir a la 1″, por otro lado fracasa la convocatoria a movilización hasta el Palacio Federal, sede de la Asamblea Nacional y de la Asamblea Nacional Constituyente el día de su instalación, donde apenas salieron a movilización varios centenares de miembros de la “Resistencia” o guarimberos, todo esto es reflejo de la crisis que cruza a todos los factores de la MUD y muy en especial a su ala radical que ahora se les convoca a participar en las elecciones regionales con el mismo actor electoral del CNE, al cual se le acusa de fraude comicial. Es una vieja y repetida historia de la MUD.

Pero el gobierno, hasta ha querido presentar el triunfo de la instalación de la Constituyente, como un triunfo en toda la línea, no solo apartando el hecho de que un buen porcentaje de los votos obtenidos, son votos “prestados” u obtenidos no para apoyarlo sino para condenar la violencia y más allá nada ha dicho del creciente agravamiento del entorno económico que está viviendo el pueblo, precisamente producto de su política económica encerrada en las fronteras del capitalismo.

Una parte del pueblo votó con la esperanza de la resolución de la crisis que la dirección chavista le prometió y otra parte tan solo porque no se le ha presentado una segunda vía. También es cierto que una parte importante de las bases de la oposición, acataron el llamado de abstención de esa ultraderecha recalcitrante buscando en esta la salida a la crisis. En las bases de los votantes y de los abstencionistas, hoy influidos por los 2 bloques PSUV – MUD está la inmensa mayoría de la clase obrera y del pueblo oprimido del país. A esa base los revolucionarios tenemos que darle una respuesta y no dejarle el camino libre a quienes tan solo van a usar la ANC como un circo para mantener a las masas alejadas de la solución de la crisis, o para prepararse para el reparto burocrático de la renta petrolera vía las elecciones regionales.

El PSUV alimentó en sus bases y más allá, la ilusión de que la Constituyente podía estar integrada por verdaderos dirigentes obreros y populares, surgidos de discusiones democráticas desde las bases, pero mientras tanto afinaba la maquinaria electoral del partido y sus organizaciones sociales para asfixiar cualquier posibilidad real de ello y por ello ya desde el CNE, los candidatos oficiales del oficialismo fueron marcados con el número 1, el cual fue al que orientaron a los votantes a marcar, aparte de que la mayor promoción y facilidades para hacerlo fue también para la gente del aparato.

Partiendo de que de entre los candidatos a constituyentes estaban verdaderos representantes de la clase obrera y los sectores combativos del pueblo, que participaron con la sana intención de defender los intereses de los trabajadores y el pueblo de aprobar medidas que permitiesen superar la crisis capitalista que estamos viviendo, partiendo de que la crisis económica no se ha frenado y hasta pareciera que pudiera alcanzar una mayor velocidad en su profundización vista las últimas acciones de la página Dólar Today y de los amos del capital monopólico y sobre todo de la necesidad de poner en la calle una genuina política de clase que sirva de bandera a todo el movimiento obrero y popular para movilizarse y derrotar el paquete de austeridad económica que está aplicando el gobierno y que los candidatos de los empresarios y del aparato burocrático gubernamental están defendiendo con todas sus fuerzas. Partiendo de esos hechos, nuestra organización ha aprobado hacer un llamado a todos los candidatos que se reclaman del movimiento obrero y popular que participaron en el proceso Constituyente a presentar con carácter de urgencia un PAQUETE DE EMERGENCIA ECONÓMICA DE CARÁCTER OBRERO, que siente las bases para derrotar el PAQUETE DE AUSTERIDAD ECONÓMICA que nos aplican y empezar un firme proceso de recuperación de la economía que sirva a los intereses de los trabajadores y el pueblo y no a los amos del capital y la burocracia que les apoya, únicos beneficiados del mismo.

Presentamos a continuación las propuestas fundamentales para la estructuración del Paquete de Emergencia Económica y anticrisis obrero y revolucionario:

1.- PARALIZACIÓN INDEFINIDA DEL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA y así preservar los recursos económicos requeridos para el relanzamiento y diversificación de la economía y cubrir las inversiones para el disfrute de una educación y una salud para todos, de carácter gratuita y de calidad.

2.- DENUNCIAR LOS TRATADOS DE DOBLE TRIBUTACIÓN con los EEUU y otros gobiernos, que eximen de pagar miles de millones de dólares al año a empresas transnacionales instaladas en el País y que hoy nos son urgentes obtener para frenar la crisis que estamos viviendo.

3.- NACIONALIZACIÓN DEL SISTEMA BANCARIO SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Esta es una segunda y vital medida para ordenar la economía nacional, controlando todos los movimientos monetarios y financieros al interior y exterior del país; poder determinar a quién, para qué y cuánto se le presta y garantizar su correcta devolución en beneficio de las mayorías asalariadas. Es una medida inevitable si se quiere controlar y detener la fuga de capitales, si se quiere planificar y desarrollar las necesarias inversiones en el campo y la industria bajo parámetros de beneficios sociales y no particulares, impulsar áreas como el de la investigación tecno científica, la medicina y otras áreas importantes para nuestro desarrollo y crecimiento.

4.- LA NACIONALIZACIÓN DE LOS MONOPOLIOS SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Con esta medida se podrá controlar la producción fundamental de alimentos, vestido y calzado y otros bienes de consumo masivo y que son los que imponen los precios al consumidor final, vía control de las industrias más grandes y productivas y de los canales de comercialización.

5.- DECRETAR EL MONOPOLIO ESTATAL DEL COMERCIO EXTERNO E INTERNO. Por todos es sabido que Venezuela, desde los tiempos de la IV República es más lo que importa para cubrir sus necesidades que lo que produce y por lo tanto, para poder parar el desabastecimiento y la especulación, es vital tomar esta medida, BAJO CONTROL OBRERO Y SOCIAL vía las organizaciones de la clase trabajadora y así controlar lo que se compra, su valor, cantidad, calidad, a quién se le distribuye y como este a su vez lo comercializa entre la población, a qué precio y en qué condiciones.

6.- CREACIÓN DE MILICIAS OBRERAS. Que suplanten a la GNB y las policías en todas sus funciones. Ha dicho el propio presidente Maduro que el 40 por ciento de lo que importamos y producimos se va de contrabando a otros países vía frontera y aduanas y eso pasa bajo la mirada de la GNB y de otros cuerpos policiales y de seguridad. Vivimos como el gobierno lanzó a la GNB a ocupar los mercados mayoristas para parar el desabastecimiento y la especulación y nada ha pasado. Los propios comerciantes han denunciado públicamente el matraqueo descarado e insoportable que sufren. Una milicia obrera con funcionamiento centralizado por las organizaciones obreras en cada estado y a nivel nacional es la única vía para poner orden no solo en el abastecimiento y la especulación, sino también en la protección de los bienes y la vida del pueblo.

7.- IMPULSAR LA UNIDAD Y CENTRALIZACIÓN DEMOCRÁTICA DE LAS ORGANIZACIONES DEL MOVIMIENTO OBRERO. Una nueva estructura de gobierno, con participación democrática de los productores de la riqueza nacional en todos los órdenes de la vida nacional, solo es posible sobre la base de la unidad organizativa y centralizada democráticamente de la clase obrera. Para poder parar la crisis, solo la participación protagónica del pueblo trabajador la puede garantizar; solo la participación de los trabajadores, partiendo de sus Asambleas en los Centros de Trabajo y extendidas a nivel estatal y nacional puede resolver el desastre económico en la cual estamos sumidos y garantizar aparte de la seguridad personal del pueblo, que la riqueza que se cree, no sea dilapidada ni por los amos del capital ni por los burócratas del gobierno que solo piensan en sus beneficios personales.

El llamado a impulsar este programa de EMERGENCIA ECONÓMICA lo hacemos extensivo a todos los compañeros que se reclaman socialistas revolucionarios, para que juntos lo impulsemos a nivel nacional.


08.08.17

Corriente Socialista Revolucionaria El Topo Obrero

febrero 23, 2018

Centenario del Ejército Rojo


El 23 de febrero de hace Cien Años se crea el Ejército Rojo de la República Socialista Federativa de Rusia. Por única vez en la historia 5 millones de obreros y campesinos derrotaron a 14 ejércitos imperialistas en 17 frentes de batalla, bajo la conducción de León Trotsky.

febrero 21, 2018

170 años del Manifiesto Comunista


"Los obreros no tienen patria. No se les puede arrebatar lo que no poseen. Mas, por cuanto el proletariado debe en primer lugar conquistar el poder político, elevarse a la condición de clase nacional, constituirse en nación, todavía es nacional, aunque de ninguna manera en sentido burgués. (…) Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Las clases dominantes pueden temblar ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar."

Declaración de la LCT (Argentina) 20.02.18

UNA MARCHA NO ALCANZA: TENEMOS QUE DISCUTIR Y LANZAR UN PLAN DE LUCHA PARA DERROTAR EL AJUSTE MACRISTA

2018 será un año en que las luchas se tensaran aún más. Es que el gobierno fracasó con su modelo económico y ya son varios los sectores, inclusive patronales, los que predicen que el gobierno de Macri terminará antes de tiempo: entre ellos la prensa imperialista Wall Street Journal de Estados Unidos. 

Pero como el macrismo no tiene otro plan económico (y aun no fracasó políticamente) es que sale con el cuchillo entre los dientes contra los trabajadores, para que la deuda externa la pague el pueblo trabajador y no los capitalistas.

Pero este gobierno, aunque elegido por el voto, representa a una minoría y hoy cuenta con mayor rechazo, entre ellos un sector que lo votó.

Macri-Cambiemos se mantiene en pie porque cuenta con aliados de su lado. Por un lado están los diputados, senadores y gobernadores de los distintos partidos capitalistas con los que negocia la distribución de fondos, la aprobación de leyes, etc. Como ya se los vio en la aprobación de la reforma previsional y judicial.

Pero también los tiene entre el movimiento obrero: los acuerdos paritarios a la baja, firmados a espalda de los trabajadores, por los burócratas de UDA, Obras Sanitarias, Unión Ferroviaria, UPCN, etc., etc. Dan el ejemplo de que no se puede confiar en los dirigentes sindicales que vienen dirigiendo los sindicatos hace décadas: hace falta una renovación sindical, donde impere la democracia sindical y los dirigentes defiendan los intereses de los trabajadores.

Por eso es importante comprender que no por encabezar una marcha contra el gobierno significa que uno se vuelva automáticamente en un defensor del pueblo trabajador.

En ese sentido la marcha que impulsa Moyano es una maniobra para contener y desviar el descontento entre los trabajadores por el ataque gubernamental (reforma previsional, paritarias a la baja, inflación, etc.) y contra la bancarrota del triunvirato y su política colaboracionista (y en el caso personal de Moyano, porque es investigado judicialmente). Esta marcha no tiene como objetivo parar el ajuste, porque para eso necesitamos una medida de fuerza como la huelga general; el objetivo es desgastar aun más al gobierno macrista y darle tiempo a la “oposición” colaboracionista del peronismo/kirchnerismo para que tengan más fuerzas y tratar de ganar las elecciones del 2019.

Sin embargo esta marcha tiene un elemento progresivo. Y es que al mismo tiempo es una expresión de protesta genuina de los trabajadores, más allá de las intenciones de quienes la han convocado. Por eso llamamos a participar de la misma, pero participando de la columna independiente convocada por los compañeros del Htal. Posadas y haciendo la siguiente aclaración: lo fundamental es darle continuidad a la lucha de estatales (como INTI, Rio Turbio, ANSES, etc.) y extenderla a otros gremios, para coordinar todas las luchas y llevarlas a la victoria.

En ese sentido la marcha que encabeza Moyano no es el intermediario por el cual se logre esa coordinación; el Encuentro Nacional de los Trabajadores, reunido el sábado pasado en el Htal. Posadas, es el medio, aunque germinal, para coordinar las luchas.

Para lograr eso este Encuentro debe continuar reuniéndose y tomar como objetivo la formación de un Congreso Obrero de Delegados de Base, abierto a todas las tendencias del movimiento obrero y donde los trabajadores en negro, desocupados y los centros de estudiantes tengan representación, para elaborar de conjunto un plan de lucha para derrotar el ajuste anti-obrero gubernamental.

Si no llegamos a esa instancia la lucha será desviada a la discusión paritaria (que aunque importante, no es lo fundamental) y el ajuste pasará.

• Por asambleas regionales de cada gremio para elegir paritarios! Por un aumento igual a la canasta familiar básica, indexada automáticamente!
• No a los despidos, las suspensiones, los retiros “voluntarios” y el cese de contratos! Por el pase a planta permanente y la ocupación de puesto laboral que despida o cierre! Reincorporación de todos los despedidos de Estado!
• Por la libertad de todos los presos políticos! Que se termine la persecución de los procesados!
• No a la represión! Por piquetes de auto-defensa contra las patotas y la policía!
• Por la Huelga General activa!
• Por un Congreso Obrero de Delegados de Base para discutir y lanzar un plan de lucha y derrotar al gobierno y su plan de explotación, desocupación y hambre!
• Por un Gobierno Revolucionario de los Trabajadores!


Liga Comunista de los Trabajadores 
(Argentina)

20.02.18

Declaración de la LCT (Argentina) 18.12.17

FRENTE A LA TRAICIÓN DE LA CGT Y LA CAPITULACIÓN DE LAS CTAS: DERROTEMOS EL PLAN DE SUPER-EXPLOTACIÓN, HAMBRE Y DESPIDOS DE MACRI-CAMBIEMOS CON UN CONGRESO OBRERO DE DELEGADOS DE BASE

El pasado jueves 14 se vivió una lucha obrera y popular como no se veía hacía muchos años. Aun a pesar de la brutal represión (que termino con más de 40 detenidos, algunos que ni siquiera participaban de la protesta) de la gendarmería y la prefectura, el macrismo tuvo que suspender la sesión para aprobar la reforma previsional. Fue una victoria, sí. Pero lejos de querer desanimar, es fundamental aclarar que fue una victoria parcial, con sus límites. El macrismo no fue derrotado, y aún le faltan más rounds por perder. Una prueba de eso es que este lunes 18 quieren hacer aprobar la reforma (con un miserable bono único -que no cubre lo que se pierde- para tratar de calmar las aguas) y, si les vuelva a fallar, ya se ha avisado por distintos medios que Macri quiere hacerla pasar por DNU. Es que no tienen otra política: su política es gobernar para los ricos y que la crisis la paguen los trabajadores, jubilados y el conjunto del pueblo pobre.

La fuerte represión del gobierno -que se suma a la represión contra los mapuches y a las marchas por Santiago Maldonado-, busca atemorizar para que no haya manifestaciones, echándole la culpa “al kirchnerismo que quiere desestabilizar” a “la izquierda violenta” o “al trotskismo que no quiere la democracia” y cosas semejantes, pero lo cierto es que es el gobierno que avanza con medidas anti-populares el que reprime descaradamente, y cobardemente, los cortes y las movilizaciones que se oponen a sus medidas hambreadoras.

Es fundamental entender entonces que el poder del pueblo trabajador, no está en votar por tal o cual candidato, sino en paralizar el país. Pero a ese poder debemos acompañarlo de un objetivo político concreto y es que sean los trabajadores los que den una salida obrera a la situación. Cualquier dirigente que diga que hay que marchar para demostrarle al gobierno de turno el descontento, y que cambie de política, se opone a la lucha por el poder obrero, y confunde así de manera consiente a los trabajadores, porque con este sistema siempre se gobierna para los patrones.

Hasta el momento, ya entrado el mismo día del supuesto paro la CGT no sabe qué va a hacer. El triunvirato traidor de la CGT discute declarar un flaco paro nacional de apenas 12hs. La razón por la que hacen esto es porque no quieren pagar el costo político con el riesgo de perder el control de las bases. Saben que esta contrarreforma previsional es muy impopular y que si llega a escalar aún más las protestas puede perder el control. Ellos están para asegurarse de que cualquier protesta no termine por derrotar a Macri y su ajuste. No por largar un paro de 12hs (o de 24hs o de 48hs o del tiempo que sea) dejaran de ser los mismos burócratas que aprobaron la flexibilización laboral macrista.

Los dirigentes de las CTA’s y la Corriente Federal no son mejores. Aunque ellos hacen paro y movilización, la verdad es que su objetivo también es contener las luchas. Por ejemplo, sabiendo Pablo Michelli que Macri no quiere discutir el corazón de estas contra-reformas -y menos con la CTAs- le pide una Mesa de diálogo, lo que en los hechos significa dejar pasar el tiempo y no poner en pie de guerra a los trabajadores que dirigen. Yasky, de la otra CTA y Palazzo, de la Corriente Federal, son iguales. Ellos no quieren luchar en serio, solo buscan desgastar a Macri, pero no derrotarlo y se juegan a las elecciones del 2019: esa jugada termina beneficiando al gobierno, porque así pasan los aumentos de las tarifas, ahora estas leyes, en fin, con su negativa a derrotar a Macri, le hacen pagar el ajuste al pueblo trabajador.

Contra esas perspectivas tenemos que parar y marchar este lunes para hacer que naufrague la reforma previsional y porque gobernemos los trabajadores. Sin embargo, la movilización y el paro de compromiso no pueden, de ninguna manera, parar con el ajuste y las contrarreformas macristas y sus aliados. Es necesario que los burócratas de la CGT y las CTA’s no nos dirijan los conflictos, sino que sean las bases las que decidan.

Por eso lo que necesitamos y proponemos es un Congreso Obrero de Delegados de Base, abierto a todas las tendencias del movimiento obrero (corrientes de desocupados y estudiantes en lucha), que unifique, coordine y elabore un programa y plan de lucha hasta imponer la huelga general. Esta tarea no puede ser confiada a los dirigentes burócratas de la CGT o de las CTA’s, son los partidos de la izquierda clasista (como el PO, PTS, IS, MST, N.MAS, etc.), sólo preocupados en las alianzas electorales para los votos, y las corrientes sindicales clasistas, las que deberían, hace meses, estar llamando a un CODB para poner en pie un polo obrero de referencia de lucha, con los sindicatos, las seccionales, y las muchas comisiones internas que dirigen. Así sí se podrá, embretar a los sectores de la burocracia que dicen querer luchar contra el macrismo pero poco hacen, y derrotar al gobierno, haciendo que el ajuste y la crisis la paguen los capitalistas.

Movilicémonos y paremos este 18 para derrotar la ley hambreadora contra los jubilados
Abajo las leyes de super-explotación y hambre: la fiscal de despidos en el Estado; la contra-reforma previsional y la ley de flexibilización laboral
No a la represión – Desmantelamiento del aparato represivo – Creemos piquetes de autodefensa
No al pago de la deuda externa con el hambre del pueblo trabajador
Por un Congreso Obrero de Delegados de Base, y un verdadero plan de lucha hasta imponer una Huelga General que derrote al gobierno y sus planes super-explotadores, de despidos, hambre, miseria y represión
No a los despidos en el Estado – Trabajo para Todos – Salarios y jubilaciones que cubran la canasta familiar – Reducción de la jornada laboral a 6hs
Por un Gobierno Revolucionario de los Trabajadores, para que la crisis y los ajustes lo paguen los capitalistas


Liga Comunista de los Trabajadores
(Argentina)

18.12.17

diciembre 16, 2017

¡FUERA EL GOBIERNO Y EL CONGRESO!

La secular corrupción de la burguesía peruana -de sus empresarios, políticos, jueces, militares, policías, periodistas, rectores, prelados, etc.- está siendo inicialmente destapada en estos días. El hilo de la madeja debió ser jalado desde el exterior, lo que refleja el escandaloso reinado de la impunidad en el Perú. 

No hay partido burgués que no esté mezclado con la aberrante política anti-popular impuesta por ocho gobiernos electos y una dictadura durante treinta y siete años, incluyendo a movimientos de la pequeña burguesía. Esta es la evidencia histórica de que la naturaleza profunda de la política reaccionaria es corrupta y de que esta corrupción solo lleva un nombre: Estado Capitalista. Y el régimen democrático vigente, la democracia liberal capitalista, ha sido siempre, en todas partes, una seudo-democracia corrupta.

Para el pueblo trabajador, la llave de su liberación es la supresión del Estado de la clase dominante y su reemplazo revolucionario por un Estado de los Trabajadores. Solo así podrá iniciar el camino hacia una superior sociedad igualitaria dentro de un proceso indispensablemente internacional.

Por desgracia esos no son ni el objetivo ni el método de los dirigentes sindicales y políticos del proletariado. La cúpula de la CGTP apoyó oficialmente a los partidos de Ollanta Humala y de PPK, rindiéndose luego ante ambos gobiernos. También sostuvo en su momento a la administración de Susana Villarán. Las direcciones de izquierda que la encabezan, el PC y Patria Roja, no solo han apoyado esas candidaturas, sino las de Toledo en 2000-2001 y la de Fujimori en 1990, para actualmente impulsar un partido junto al potentado Lerner y Yehude Simon, masacrador de Bagua. Estos aparatos no merecen ningún tipo de confianza de los trabajadores.

El gobierno de PPK y la mayoría fujimorista del Congreso son mellizos. Hacen la misma política contra el pueblo. El Ejecutivo reúne a políticos de todos los gobiernos anteriores y cedió cargos muy importantes del Estado al Fujimorismo. PPK sigue a punto de indultar a Fujimori. Ahora la mafia fujimorista pretende incluso una nueva dictadura mediante la destitución del Tribunal Constitucional y del Fiscal de la Nación. En el Congreso, ninguna de las bancadas expresa a los explotados y oprimidos. Nunca los movimientos pequeñoburgueses representarán al proletariado. Por eso hay que deshacerse del Gobierno y del Legislativo al mismo tiempo, para abrir un nuevo cauce clasista en el país. 

¡La CGTP tiene el deber de convocar a una movilización nacional y preparar una Huelga Indefinida!

¡Levantar una Asamblea Popular Nacional de la clase obrera y el pueblo!

¡Organizar un partido revolucionario de los trabajadores!

¡Por un Gobierno Obrero y Popular!


15 de diciembre de 2017

Revolución Permanente



diciembre 01, 2017

LM 26


Ante el Gobierno y el Congreso: Frente único y anti-capitalismo

Una serie de ataques anti-laborales y económicos lanzará Kuczynski a partir de la vigencia de las facultades legislativas que el Gabinete de Mercedes Araoz obtenga del Fujimorismo y el Congreso. Es el natural papel de unos ministros que representan a todos los partidos de los gobiernos anti-populares de treinta años, ahora reforzados con más figurones del aprismo. Es el curso normal de este virtual co-gobierno PPKEIKO, avalado desde un primer momento por el voto de confianza de las siete bancadas defensoras del Estado Capitalista.

Un gobierno de caja fiscal repleta pero enemigo de la inversión pública; con los precios en alza constante pero sus índices rumbo a la cuesta recesiva. Con los trabajadores golpeados por toda una historia de leyes adversas, por recortes de derechos, desregulación laboral, contratos temporales, despidos arbitrarios, trabajo indigno y desempleo en ascenso. Y el gobierno asegurándose de mantener los regímenes laborales lesivos o pretendiendo financiar a los empresarios con dinero público (el 9% de la aportación a Essalud).

No olvidemos que este Estado deja de percibir 4600 millones de dólares en exoneraciones tributarias a la banca, las mineras, las universidades privadas, etc., pero al mismo tiempo Kuczynski ha destinado, por ejemplo, $ 1632 millones a los Juegos Panamericanos del 2019 y va a derrochar $ 37 millones en homenajear al Papa. También está dilapidando $ 43.5 millones por consultorías y $ 8.5 millones por servicios en el CIADI (Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones), mientras por su lado el Congreso fujimorista promulga una ley para exonerar de impuestos a LATAM, que le debe $ 457 millones al Estado, pero eleva las pensiones de militares y policías hasta por S/. 730 mensuales, lo que implica un nuevo gasto público de S/. 1107 millones anuales.

Para lo que nunca hay es para salud, educación, producción estatal, vivienda y otras muchas necesidades populares. Sin embargo un Ministro cobra más de $ 9000, un Congresista igualmente, entre sueldo y gastos, y el Presidente casi $ 5000. Pero el Presidente del BCR y el Superintendente de Banca y Seguros reciben $ 13000, el Contralor más de $ 10000 y el Jefe de la Sunat casi $ 8000, sin contar a los Jefes de la Sunass, SuSalud, OSCE, Indecopi, Osiptel, Ositran, Osinergmin, IRTP...

Ante estos datos de la realidad, el movimiento obrero y popular no deja de responder. Una serie de huelgas indefinidas y movilizaciones están curso: mineros, estatales, obstetras, universidades, pescadores, agricultores… En las regiones algunas luchas revisten especial agudeza. Cajamarca, Celendín y Hualgayoc siguen enfrentadas a Minera Yanacocha. En Espinar, Cusco, a la suiza Glencore Xstrata. Pampas, Ancash, rechaza la construcción de seis mini-hidroeléctricas del IBT Group español, que provocarán escasez de agua. Condorcanqui, Amazonas, exige el desalojo de la canadiense Afrodita por contaminar los ríos, así como la población de la cuenca del Llallimayo, en Puno, exige el retiro de la aurífera Aruntani. Las comunidades nativas loretanas y las comunidades campesinas apurimeñas reclaman, respectivamente, la consulta previa sobre el Lote 192 y sobre las operaciones de la imperialista china MMG, que les adeuda pagos en Las Bambas, mientras en la zona tres distritos continúan en estado de emergencia.

¿Y cuál es el papel que cumple en esta situación la dirección del movimiento de masas, la burocracia de la CGTP? El que cumplió durante todo el período de Humala: postrarse y desertar de la lucha contra el gobierno burgués. Ni siquiera la combativa Huelga Nacional Indefinida de las Bases Regionales del Sutep consiguió que la cúpula sindical aceptara movilizar en frente único a los trabajadores de todo el país, para asestar una derrota a la burguesía. Permanecen genuflexos ante un Presidente agente del imperialismo, por el que hicieron entusiasta campaña como toda la izquierda. Esta es la verdadera naturaleza del seudo-comunismo traidor (PC y Patria Roja), así como del neoliberalismo pequeñoburgués “más humano” (Frente Amplio, Nuevo Perú, Más Democracia, Perú Libre).

En medio de la corrupción general de los políticos del sistema, de sus amos potentados, de sus jueces, de la estafa de la Reconstrucción del Norte, de la impunidad reinante que se coronará con el indulto al genocida Fujimori, la casta de la CGTP ha suplicado a PPK un co-gobierno capitalista “de concertación democrática, con participación de bases populares e inspiración del Acuerdo Nacional” (15.09.17). Un oportunismo al que siempre habrá que responder: ¡Organizar un partido proletario para la Revolución Socialista! ¡Forjar asambleas populares y una Asamblea Popular Nacional! ¡Luchar por un Estado de los Trabajadores! ¡Gobierno Obrero, Campesino y Popular!


1 de diciembre del 2017

Revolución Permanente 

noviembre 20, 2017

100 años de la Revolución Soviética



"¡A los ciudadanos de Rusia! El Gobierno Provisional ha sido depuesto. El Poder del Estado ha pasado a manos del Comité Militar Revolucionario, que es un órgano del Soviet de diputados obreros y soldados de Petrogrado y se encuentra al frente del proletariado y de la guarnición de la capital. Los objetivos por los que ha luchado el pueblo - la propuesta inmediata de una paz democrática, la supresión de la propiedad agraria de los terratenientes, el control obrero de la producción y la constitución de un Gobierno Soviético - están asegurados. ¡Viva la revolución de los obreros, soldados y campesinos!"

Comité Militar Revolucionario del Soviet de Obreros y Soldados de Petrogrado, 07 de noviembre de 1917, 10.00 am

octubre 14, 2017

150 años de El Capital



"Si el dinero, como dice Augier, 'viene al mundo con manchas de sangre en una mejilla', el capital lo hace chorreando sangre y lodo por todos los poros, de la cabeza a los pies" (Karl Marx, El Capital). 150 años de El Capital de Karl Marx: la obra económica cumbre que explica la explotación y la opresión burguesas, la naturaleza, el funcionamiento y la ruina del sistema capitalista.

Burocracia de la CGTP



Mario Huamán, Gerónimo López y la burocracia de la CGTP (PC / Patria Roja) se postraron ante el Humalismo y hoy se mantienen genuflexos ante PPK. Por eso tampoco movilizaron a los trabajadores en apoyo a los maestros de los Sutes regionales para alcanzar una victoria histórica. Su sumisión se explica por prebendas como los jugosos emolumentos en los directorios de Conafovicer y Essalud, que los revelan como agentes contra la clase obrera. Tal como hicieron campaña por Toledo, Humala y Kuczynski, así como sostuvieron a todos los gobiernos burgueses hasta el último día, también son cómplices del actual.

agosto 05, 2017

El ejemplo de la huelga indefinida magisterial



La huelga magisterial de los SUTEs regionales -que en el Cusco lleva cincuenta días- ha expresado la combatividad de un importante sector de las bases a nivel nacional y marca un quiebre respecto al clásico oportunismo servil del Comité Ejecutivo Nacional, secuestrado por una tramposa burocracia que solo atina a calumniar a los maestros. ¡Fuera de la dirección del SUTEP el reformismo estalinista de Patria Roja, pasado ahora al neoliberalismo de izquierda! ¡La cúpula de la CGTP y el PC se niegan a movilizar a los trabajadores en apoyo a sus hermanos de clase!

junio 29, 2017

Liga de los Comunistas



Junio 1847 - 2017: 170 años del Primer Congreso de la Liga de los Comunistas, antes Liga de los Justos. El Estatuto aprobado proclamaba: "La finalidad de la Liga es el derrocamiento de la burguesía, la dominación del proletariado, la supresión de la vieja sociedad burguesa basada en los antagonismos de clase y la creación de una nueva sociedad sin clases y sin propiedad privada."

junio 12, 2017

El neoliberalismo de izquierda



El neoliberalismo de izquierda cada vez más a los pies de la reacción: "no tenemos ninguna voluntad de excluir a nadie", "lo haríamos con Julio y con cualquier otro que venga", declaró Gonzalo García (29.05.17). "Juntos por el Perú" es la nueva marca burguesa de la próxima fusión entre los seudo-marxistas pro-sistema (PC, Patria Roja, MPS), los susanistas de FS, los "progresistas" toledistas y los capitalistas Simon (PHP) y Lerner (CxC), fusión que ahora persigue a la revelación reaccionaria del año pasado: Julio Guzmán.

mayo 26, 2017

Trotsky llega a Rusia




17 de mayo de 1917: Trotsky regresa del exilio y unifica su organización con el Partido Bolchevique. Las Tesis de Abril de Lenin proveen la base programática para una unidad basada en la concepción de la revolución permanente; la revolución proletaria en Rusia está cada vez más cerca.

mayo 09, 2017

Mayo de 1937 en España



Una traición histórica. Barcelona, mayo de 1937: el gobierno burgués catalán que incluye a las organizaciones políticas obreras, está desarmando a las milicias, eliminando las juntas revolucionarias y parando las colectivizaciones de tierras. Su violenta ofensiva anti-popular provoca un levantamiento masivo de las bases de la CNT y el POUM en defensa de la revolución proletaria, contra el Estado de la burguesía. Los anarquistas "Amigos de Durruti" exigen una Junta Revolucionaria, abandonando su doctrina abstencionista frente a la cuestión del gobierno. Los Bolcheviques Leninistas del Movimiento por la Cuarta Internacional agitan en las barricadas. La traición de las dirigencias y muy especialmente de la socialdemocracia y el estalinismo, derrota finalmente a los revolucionarios. La NKVD de Stalin inicia al mes siguiente en España el asesinato sistemático de cuadros proletarios, entre ellos los del trotskismo.

mayo 08, 2017

20 años de la Operación Chavín de Huantar



Entre 1983 y el 2000 decenas de miles de personas fueron asesinadas por las Fuerzas Armadas de Belaúnde, García y Fujimori, incluyendo a 16000 “desaparecidos”. En diciembre de 1996 parte de esa cúpula militar y política de la guerra sucia fue tomada de rehén en la casa del Embajador de Japón. La intervención militar del 22 abril de 1997 exterminó a los guerrilleros, ejecutando a los rendidos. ¡Juicio y condena para los responsables del terrorismo de Estado contra el campesinado, la clase obrera y el pueblo!

abril 22, 2017

Las Tesis de Abril


17 de abril de 1917: Lenin presenta sus Tesis de Abril, planteando el programa para la Revolución Socialista y haciendo posible la unidad del Partido Bolchevique con la corriente de Trotsky.

abril 12, 2017

Yehude Simon y la izquierda






Dos veces Presidente Regional reaccionario, Premier aprista asesino del Baguazo, Congresista de PPK y Toledo. Simon será el líder de un movimiento unificado con los seudo-comunistas del PC, Patria Roja y MPS, el potentado Lerner, los susanistas y el toledismo, con el objetivo de sostener la candidatura de Verónika Mendoza para el 2021.

¿Y cuáles son las perlas programáticas de esta demagogia? “Estado Nacional Democrático”, “Economía Soberana”, “Emprendedores”, “Mercados globales”, “Gobierno Democrático, Patriótico, Progresista”, “Centro Político”, “Izquierda Democrática”, “Nueva Constitución”, “Refundar la República”: como se comprueba, la misma economía capitalista, el mismo Estado de la clase dominante, la misma falsa democracia, la misma izquierda neoliberal y una nueva Constitución tan burguesa como cualquiera. Es la vieja República del simonismo-veronismo-estalinismo.


febrero 24, 2017

Contribución a un balance del Morenismo

El morenismo es una de las principales corrientes centristas tradicionales que se reivindican trotskistas. Aparecida durante los años ‘50, se sumó a la creación oportunista del llamado Secretariado Unificado de la IV Internacional en 1963. Este es un texto acerca del morenismo en los años ’80.


Los años ‘80 y la creación del MAS argentino

Durante los años ‘80, Moreno y el morenismo insistieron en caracterizar la situación en Argentina como revolucionaria, pero sin embargo su política nunca fue coherente con esta caracterización.

Entre 1982 y 1983 se vivía un período de ascenso de masas, que hacía evidente el declive del régimen militar. Cercado por las movilizaciones, el régimen abre la posibilidad de legalización de los partidos políticos. En ese contexto, el PST – LIT, que proclamaba “la revolución socialista está en marcha”, termina definiendo que la participación en las elecciones convocadas es su objetivo principal, y tal como el resto de los partidos del movimiento obrero, hizo de las elecciones el eje de toda su política. 

Para poner en práctica esa línea electoralista, el PST se disuelve en una nueva organización. Una organización no trotskista, sólo “socialista”, con un carácter de frente de todos aquellos que se reivindicaban así. De esta forma nació el Movimiento al Socialismo (MAS). Desde años atrás, el PST llamaba a todos los “socialistas” a unirse en un solo partido y hasta Felipe Gonzáles fue invocado como posible coadyuvante de ese proceso. De hecho el MAS comenzó a publicar su semanario “Solidaridad Socialista” (con el mismo logo que el movimiento “Solidaridad” de Walesa), buscando convencer a figuras socialdemócratas para sumarse a la unidad de los “socialistas”. 

El Primero de Mayo de 1983, el MAS publica su manifiesto programático. El manifiesto se llamaba “Conquistemos nuestra Segunda Independencia”, y hablaba de “...una nueva gesta independentista. Igual que la primera, la de San Martín, Bolívar y Artigas...”, y de “un frente internacional de deudores” para “suspender el pago de la deuda externa”. En cambio, no planteaba la expropiación de la burguesía, ni la destrucción del Estado burgués para reemplazarlo por la dictadura del proletariado. Según su propia definición, el MAS resulta heredero de los fundadores de los estados oligárquicos criollos, pero no de Marx, Engels, Lenin y Trotsky. Coincide con los reformistas en reclamar un estado burgués “independiente” del imperialismo. Se suma a la campaña impulsada por Castro, que no llama a desconocer la deuda externa, sino a exigir su suspensión temporal.

Esas eran las consignas que el MAS levantaba para una “Argentina Socialista”, y no las demandas transicionales anticapitalistas. Un socialismo al que no se avanzaría luchando por el programa revolucionario del trotskismo, sino por demandas como “la inmediata convocatoria al Congreso de 1976, que elija a un gobierno provisional y llame a elecciones sin proscripciones o estado de sitio”. Así el MAS termina siendo un gran defensor de los parlamentarios del que había sido el gobierno reaccionario y masacrador de Isabel Martínez de Perón. En el plano internacional se convierte en ferviente partidario de la política del FMLN, de los ayatolas iraníes, y promotor de la fusión de los estados estalinistas ruso y chino.

En octubre de 1983 es elegido Alfonsín, un representante genuino de la burguesía argentina, que busca estabilizar el país en beneficio del conjunto de su clase. En esas elecciones, el MAS y su política electorera cosechan un descomunal fracaso. A pesar de ello, su caracterización de la situación política no refleja la realidad. Sin poder dual en ciernes, sin que el morenismo dirija a sectores de las masas, y con semejante orfandad electoral, el MAS y la LIT no dudarán en calificar al nuevo gobierno de “kerenskista”, asimilándolo a las circunstancias revolucionarias vividas durante 1917 en Rusia.


Una visión ultraizquierdista de la situación mundial, pero una política oportunista

El fracaso electoral del MAS también se extendió a su condición orgánica, pues las dimensiones del partido no se diferenciaban mayormente de las del primigenio PST. Siendo así, recuperar la identidad “trotskista” fue sencillo, no constituyó un problema, pero la política llevada adelante continuó sin serlo. En las nuevas elecciones de 1985, el MAS no presentó sus propias candidaturas, sino que formó con el PC estalinista y con burócratas y dirigentes peronistas, el “Frente del Pueblo, del peronismo de los trabajadores con la izquierda”, el FREPU. El programa de este Frente sólo planteaba realizar reformas al Estado, como nacionalizaciones sin expropiación, una reforma agraria mediatizada y una moratoria de la deuda externa durante algunos pocos años. Uno de sus lemas era “Democracia con Justicia Social”. Es decir, un programa típico del nacionalismo burgués y del reformismo, para una alianza encabezada por candidatos peronistas.

En 1987, cuando el gobierno de Alfonsín se vio amenazado por el golpismo, recurrió al apoyo de todos los partidos burgueses y pro-burgueses, mediante la firma de “actas democráticas”. En estas actas se defendía al estado burgués y eran una reedición de los acuerdos firmados en 1974 por Perón y la oposición, incluyendo al PST. El MAS firmó algunas de estas actas a nivel provincial, pero finalmente no el Acta nacional. De esta forma el frente con el reformismo y el nacionalismo se deshizo, pero sólo para volver un año más tarde con el nombre de Izquierda Unida.

Mientras tanto, una reunión del Comité Ejecutivo Internacional de la LIT, en abril de 1988, se reafirmaba en que “Argentina era el eje central de la revolución mundial”. Este era, obviamente, un diagnóstico sobredimensionado y nacional-trotskista. Ni en Argentina, ni en gran parte de América Latina, los ascensos de masas de finales de los años 80 tuvieron la envergadura de los de la década anterior, o de los que ocurrían en otros lugares del mundo. El exitismo, el análisis ultra-optimista, ha sido uno de los rasgos del morenismo desde aquella época, simultáneamente al oportunismo electorero. La fraseología ultra-revolucionaria cubría así su política oportunista.

Para Moreno y la LIT, el planeta vivía durante los años 1980 una situación revolucionaria y mientras tanto su corriente aplicaba una política oportunista. Pero esa caracterización de la situación se extendía más allá de sólo lo relativo a la década. El morenismo defendía que desde 1943 se experimentaba una “colosal revolución socialista a escala mundial”, con “grandes triunfos revolucionarios”. Esa era la evaluación que el morenismo hacía de las décadas de creación de los estados estalinistas, de los gobiernos nacionalistas burgueses reaccionarios y de los brutales aplastamientos de los ascensos de masas por el imperialismo y las burguesías semicoloniales. Moreno llega a afirmar que la situación durante los 80 es “una situación revolucionaria más grande que la de 1915”.


La Izquierda Unida con el estalinismo argentino   

A pesar de todas esas teorizaciones que deberían haber implicado una política obrera revolucionaria, el 3er. Congreso del MAS sostiene sin embargo, en junio de 1988, que una curiosa “revolución anticapitalista y democrática” se estaría produciendo en Argentina. Por lo tanto, en octubre, el MAS vuelve a levantar otro frente político con el PC: Izquierda Unida. El programa de IU no habla de gobierno obrero, de consejos obreros, ni de socialismo. Tampoco de expropiación sin pago, control obrero, ni siquiera de escala móvil de salarios; pero sí de “política exterior independiente” y de “segunda independencia latinoamericana”, y a pesar de ello, la LIT lo califica de “programa obrero, antiimperialista y anticapitalista”. El candidato presidencial de IU era Néstor Vicente, un izquierdista burgués con larga trayectoria en tales partidos, que hizo su campaña en base a sostener reiteradamente que había que afirmar y democratizar el Estado burgués. Cuando en enero de 1989 un grupo de foquistas asaltó el cuartel militar de La Tablada y fueron aniquilados, Vicente no cejó de equiparar y denunciar por igual a ambos bandos, a los militares y a los guerrilleros.

Izquierda Unida no fue empero un caso argentino aislado. Estas alianzas frentepopulistas se constituyeron también en otros países sudamericanos, siempre con el objetivo de “profundizar la democracia”. En el Perú, donde tuvo gran importancia (el propio mandelismo se disolvió en ella), IU sostuvo al Estado burgués en crisis, saboteó la formación de organismos de poder proletario y apoyó la represión militar contra las guerrillas maoísta y guevarista. El PST peruano llamaba a luchar por un gobierno de Izquierda Unida y a integrar sus listas de candidatos, y también en Bolivia el morenismo llamó a votar por esa misma opción. El PST, que había ignorado la situación revolucionaria vivida en el Perú entre 1977 y 1980, descubrió más tarde que la situación revolucionaria de fines de los años 1970 aún no concluía hasta inicios de los años 1990 (!), y en Colombia hicieron un diagnóstico semejante. 

En mayo de 1989, el peronista de derecha Menem obtiene una aplastante victoria electoral. A fin de mes ocurre en Rosario un desborde de masas empobrecidas, que saquean, destruyen comercios, y se enfrentan a la represión. El espontaneísmo de la LIT califica esto de “insurrección popular victoriosa”, y determina que en Argentina, “la revolución socialista ha empezado”. Otra vez la LIT inventa un “Kerenski”, que en esta oportunidad sería Menem. Para la LIT, la toma del poder por el MAS era inminente, pero sin embargo en la situación argentina ni siquiera se generaban soviets.... 

Ese mismo año, la Conferencia Mundial de la LIT aprueba el documento “La Situación Mundial”, en el que afirma que “el ascenso revolucionario mundial es tan poderoso, que el frente contrarrevolucionario mundial está fracasando. Ya está en crisis económica, política y militar.” Esto se escribía nada menos que luego de una década de derrotas, como la de la revolución política en Polonia, la de los mineros británicos en 1985 o la consolidación de la política imperialista en Centroamérica. En la misma línea de abierta contradicción entre análisis y práctica, ya a inicios de la década el morenismo se había revelado como el campeón del apoyo a la dirección reaccionaria de Solidaridad en Polonia. La consigna agitada fue “Todo el poder a Solidaridad”. En su búsqueda oportunista de sustitutos al partido revolucionario trotskista, la LIT cortejó especialmente a un ala restauracionista como “Solidaridad Combatiente”, y calificó de “trotskizante” al pro-burgués Partido Socialista Polaco por la Revolución Democrática (PSP-RD), que reivindicaba al viejo PSP socialdemócrata. 

Todo su análisis ultraizquierdista no impediría a la LIT sin embargo militar a favor de la reunificación burguesa de Alemania. Al mismo tiempo, en 1990, el Comité Ejecutivo Internacional de la LIT sostenía que en la URSS y Europa del Este, los trabajadores “pronto van a estar en capacidad de imponer su poder”, y su Congreso Mundial de mayo proclamaba “la hora del trotskismo ha llegado”. Al año siguiente (agosto 1991) la dirección morenista considera al movimiento reaccionario de Yeltsin “un gran triunfo revolucionario”; el mismo Yeltsin que dirige la restauración del capitalismo y que meses más tarde, en el Año Nuevo de 1992, lanzaría un aplastante “shock” económico contra las masas. Toda su ilimitada confianza en el proceso objetivo de las masas, su espontanéismo y su visión ultra-exitista de los acontecimientos, sólo llevaron a la LIT a capitular ante cualquier dirección ajena a los objetivos de la revolución política antiburocrática y a los objetivos revolucionarios del proletariado internacional.    


La teoría del “Frente Único Revolucionario” como sustituto del partido revolucionario

La concepción que arrastraba Nahuel Moreno a lo largo de su trayectoria, según la cuál la revolución proletaria requiere de la creación de un gran partido centrista legalizado, finalmente cristaliza en la teoría del FUR. Por propia definición el morenismo entiende el FUR como “una etapa transitoria hacia el partido revolucionario de masas”. Una etapa de “acuerdos organizativos-programáticos” para la construcción de partidos revolucionarios de masas que “puede que no sean trotskistas o donde los trotskistas no tengan la mayoría”, pero que “van a ser organizaciones semi-trotskistas que pueden evolucionar hacia el trotskismo”. En resumen, el morenismo plantea la liquidación estratégica - programática y orgánica - de los trotskistas, en un partido consensuado con el centrismo y el reformismo radical. El FUR no es una táctica de frente único de clase, donde los revolucionarios mantienen su independencia programática y orgánica, ni es tampoco un partido con un programa revolucionario. Es una particular estrategia de capitulación que ya en los años 1960 y 1970 el morenismo había practicado con su orientación hacia el castrismo, hacia el nacionalismo pequeñoburgues y hacia diversos reformismos. La adaptación oportunista a fuerzas ajenas a la revolución proletaria fue siempre una característica morenista.

Algunos casos latinoamericanos fueron ilustrativos del “frente único revolucionario”. En Colombia, la tendencia sindical “A Luchar”, dirigida por el castrismo, fue calificada por Moreno como el “frente sindical revolucionario más acabado y estructurado”. El Congreso Mundial de la LIT, en 1985, determinó que el PST colombiano debía dejar de publicar su prensa y cerrar su local central, con el fin de transformar “A Luchar” en partido revolucionario. Sin embargo las organizaciones guerrilleristas que dirigían esta corriente sindical no lo permitieron, a pesar de todas las ilusiones que la LIT había sembrado en ellas. En México, el morenismo se fusiona con una organización a la que califica de “centrista de izquierda”, para organizar el Partido Obrero Socialista – Zapatista (POS – Z). Nada sorprendente este nuevo zapatismo si en el pasado el morenismo fue peronista en Argentina y sandinista en Nicaragua. 

En Argentina, por los mismos años 1980, Moreno sostenía que las listas sindicales en que participaban el MAS, con militantes del PC, del peronismo y de otro partido burgués como el Intransigente, eran el embrión hacia un partido revolucionario de masas. En Bolivia consideraron FUR a la dirección de la confederación campesina CSUTCB. Cuando esta cúpula sindical proyectó organizar un “partido indio”, el morenismo la apoyó e incluso editó su órgano “Pututu”; pero ya entre 1978 y 1980 el morenismo había sido sucesivamente entusiasta de las organizaciones estalinista, socialdemócrata y nacionalista de Motete Zamora, Marcelo Quiroga y Lechín Oquendo. En 1983 todavía reivindicaba el programa reformista de Quiroga y más adelante llamó a crear un partido de quienes estuvieran “por un gobierno de la COB”, es decir de la burocracia reformista.      

La teoría del FUR llegó como una condensación de la trayectoria oportunista del morenismo. Esta empezó con su militancia de los años 1950 “bajo la disciplina del General Perón” (como proclamaba su periódico Palabra Obrera), compromiso justificado por su caracterización del peronismo como “frente único anti-yanki”; continuó con su afiliación al Secretariado Unificado pablista y sus veleidades pro-maoístas y pro-foquistas de los años 1960; prosiguió en los 1970 con la negativa a caracterizar como frentes populares a la Unidad Popular chilena o al Frente Amplio uruguayo, a fin de insertarse en ellos; y llegó a los 1980 con la cadena de oportunismos ya descritos en este documento. 

Sin embargo, éstas no serán todas las capitulaciones lideradas por Moreno. En sus últimos años, mientras Moreno identificaba “direcciones independientes” con las que había que unificarse, descubría también “naciones independientes” – como Libia o Nicaragua – que jugaban un rol progresivo particular por su enfrentamiento con el imperialismo. Es decir que ciertas burguesías, a fin de cuentas, podían reemplazar al proletariado en su misión revolucionaria histórica. Y más aún, los revolucionarios no debían detenerse ni siquiera ante la posibilidad de practicar un bloque militar con un bando imperialista: Moreno había llegado a la conclusión de que los trotskistas tenían que haber luchado codo a codo con los imperialismos “democráticos” durante la Segunda Guerra Mundial. Nuevas teorías revisionistas venían así a reconfirmar la pulverización de la política de independencia de clase y de la política de construcción del partido obrero revolucionario, por el oportunismo morenista.           



Sergio Bravo M.
Junio 4, 2007


Fuente: José Villa y Emile Gallet, “La desintegración del Morenismo”, 1993.


noviembre 02, 2016

POR UN MOVIMIENTO DE MASAS CON UN PROGRAMA ANTI-CAPITALISTA Y SIN BUROCRACIA PRO-BURGUESA

Como era esperable de cualquier gobierno de la burguesía, el 14 de octubre Kuczynski se cobraba su primer muerto del pueblo: el comunero apurimeño Quintin Cereceda. De esta manera criminal materializaba la delirante demagogia de su discurso inaugural sobre un país “justo, equitativo y solidario” a través de una “revolución social”.

Su Premier Zavala había sido, sin embargo, muy transparente por encargo suyo ante el Congreso. Van a ejecutar “reformas estructurales” para la reactivación económica, tales como una “reforma laboral para la formalización de la economía” que “facilite la entrada al mercado laboral”. A “destrabar grandes proyectos de inversión” por 18 mil millones de soles, incluyendo inversiones privadas en agua potable y saneamiento. Van a “ampliar la base tributaria” subiendo la recaudación al 17%. Van a “financiar asociaciones público-privadas con los ingresos excedentes del Estado” ha dicho el Ministro de Economía. Todo lo que significa, en buen romance capitalista, menos derechos para los trabajadores - especialmente para los jóvenes -, más despidos por “flexibilización laboral”, más privatizaciones, más regalo de nuestros recursos a las transnacionales y más exacción fiscal. No por gusto Zavala elogió a todos los gobiernos anteriores desde 1990, todos privatizadores y agresivamente anti-populares, mientras le invocaba a la bancada fujimorista “trabajar juntos”.

Qué otra cosa podía salir de un gabinete que resume todo lo sufrido por las clases explotadas en el último cuarto de siglo: un gobierno lleno de empresarios, con Presidente, Premier y Ministros de Interior, Energía y Mujer del toledismo, con Canciller y Ministros de Comercio, Salud, Ambiente, Inclusión y Defensa del Apra, del fujimorismo y del humalismo, con ejecutivos del Banco Mundial, Backus y otros, con la Confiep dirigiendo el Ministerio de Trabajo. El propio Kuczynski ha estado luego en Beijing promoviendo la entrega de nuestros puertos, yacimientos mineros y proyectos ferroviarios al imperialismo chino, así como negociando suculentos beneficios para la burguesía peruana de la agroindustria y el turismo, que como toda la clase dominante está exultante con su nuevo gobierno, no ya de tecnócratas del sistema, sino de plutócratas en sí mismos. 

Para el pueblo trabajador, en cambio, las condiciones económicas solo pueden agravarse. Es el caso de los precios que siguen subiendo lenta pero inexorablemente. La inflación en términos anualizados está en 3,5% y se ha acumulado más de 15% en cinco años. La electricidad, por ejemplo, se ha elevado 37% durante el gobierno de Humala. En el rubro salud los precios han crecido 2,5% este año; en educación un 3,6%, por el alza de pensiones en la enseñanza pública y privada. Hay productos básicos que se elevan constantemente: leche, aceite. Pero el salario de la abrumadora mayoría nunca sube, claro está; algo muy distinto de lo que ocurre con los sueldos policiales y militares. Un policía puede ganar ya el doble que un maestro; en el Perú más vale ser un mercenario que apalea obreros y no quien los forma en las aulas.      

Este gobierno es producto de las elecciones más anti-democráticas desde la caída de la dictadura fujimorista. Todas las candidaturas y bancadas del Congreso han sido cómplices de sus condiciones y resultados. La izquierda del sistema, la izquierda pro-capitalista, de un lado los partidos seudo-comunistas PC y Patria Roja y de otro el Frente Amplio anti-marxista (así como también Democracia Directa), hicieron posible la elección fraudulenta y luego endosaron su apoyo reaccionario a Kuczynski, avalando el ppkeikismo. En las instituciones estatales PPK y Fuerza Popular conciertan una repartija, en el Parlamento funciona una virtual alianza PPK-FA: el Frente Amplio "no obstruirá" el gobierno, decretó Verónika Mendoza ya desde junio, "el apoyo será a una agenda de consenso que impulsaremos de manera conjunta desde el Congreso". Frente a todo esto 1 millón 200 mil votos nulos en la segunda vuelta representaron la dignidad y conciencia clasistas de un sector del pueblo.

En los próximos días tendrán lugar dos importantes eventos casi simultáneos en el país, pero de origen antagónico. Uno de ellos corresponde al campo de las burguesías imperialistas del mundo y el otro a la clase obrera peruana. 

Del 17 al 20 de noviembre se dará cita el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). En este organismo, EEUU, Canadá, Rusia, China, Japón y Australia utilizan a otros catorce países dominados, entre ellos Perú, para consolidar su poder económico mundial. Durante su desarrollo, 1300 grandes empresarios de los países miembros cierran millonarios negocios a costa de la pobreza de pueblos asiáticos y americanos. Estas cumbres deben ser repudiadas por una decidida movilización del movimiento obrero y popular, pero, para hacerlo posible, algún cambio político positivo tendría que ocurrir en el evento alterno.

Del 16 al 18 de noviembre está convocado el XIV Congreso de la CGTP. La burocracia sindical oportunista que domina la Central lo postergó el año pasado para mejor dedicarse a apoyar oficialmente la candidatura pequeño-burguesa del Frente Amplio y luego la gran-burguesa de Kuczynski. Esta traidora y escandalosa política de apoyo a los enemigos de clase fue aplicada por primera vez con Humala y ahora la están convirtiendo en norma fatal para el proletariado. La dirigencia de la CGTP, obsecuente al PC y Patria Roja, se rindió ante el gobierno humalista y así garantizó todas las derrotas del movimiento de masas durante cinco años. Por eso, mientras la CGTP continúe secuestrada con métodos manipuladores, por dirigentes que no solo abandonan y entregan las luchas sino que se convierten en peones del enemigo, los trabajadores de la ciudad y el campo no podrán movilizarse radicalmente en frente único contra el TPP o contra eventos como la APEC. No podrán defender con éxito los derechos actuales ni asumir combates por nuevas conquistas. 

Porque nunca esa burocracia que sostiene programas neoliberales conducirá a las masas hacia huelgas indefinidas con consignas que reflejen reivindicaciones históricas, ni luchará por levantar un organismo de poder proletario como una Asamblea Popular Nacional. Son las bases sindicales combativas las únicas que pueden darle a la CGTP una nueva dirección clasista. 


Salud y educación públicas, gratuitas y de calidad, bajo control de las organizaciones populares.

Único Régimen Laboral con plenos derechos sindicales y completa estabilidad laboral. Nombramiento de todos los contratados. Respeto irrestricto a la jornada de 8 horas. Desaparición de los services.

Salario mínimo de S/. 2000.

Nacionalización sin pago de las transnacionales y la gran empresa, bajo control de sus trabajadores.

Control directo de todas las empresas estatales por sus trabajadores.

Estatización de todo el comercio exterior del país.

Anulación de los Tratados de Libre Comercio.

Desconocimiento de la Deuda Externa.

Ruptura con los gobiernos imperialistas, con el FMI, el Banco Mundial, el BID, la OMC, la APEC.


POR LA DESBUROCRATIZACIÓN DE LA CGTP 
Y UNA NUEVA DIRECCIÓN CLASISTA

POR UN PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO



1 de noviembre del 2016

REVOLUCIÓN PERMANENTE

mayo 10, 2016

CONTRA EL FRAUDE Y SUS CÓMPLICES

Hace algunas semanas, un Jurado Nacional de Elecciones notorio por su inclinación al Apra y al Fujimorismo permitió continuar candidateando a Fuerza Popular, pese a las evidencias de compra de simpatizantes. Y de esta manera convirtió a las elecciones en fraudulentas. Por su lado, todas las candidaturas que no renunciaron repudiando al JNE se convirtieron en cómplices del fraude.

Desde el campo del movimiento obrero y popular, las direcciones burocráticas de la CGTP y la CUT, que se rindieron durante años en la lucha contra el gobierno humalista, volvieron a abandonar los derechos y reivindicaciones del pueblo trabajador para apoyar listas ajenas y contrarias a la clase. Como antes lo hicieron con Humala, Toledo y Fujimori, las cúpulas del PC, Patria Roja y otros han vuelto a pulverizar la independencia política de los explotados, esta vez a favor del oportunismo electoralista pequeño-burgués y neoliberal del Frente Amplio, también sostenido lastimosamente por la dirigencia de la Red Solidaria de Trabajadores. 

En la actual segunda vuelta, con el propósito subalterno de aprovechar el repudio popular a la mafia fujimorista, esas mismas costras políticas convocan ahora de forma abierta a votar por el plutócrata Kuczynski, lo mismo que los líderes del Frente Amplio hacen de forma hipócrita. Kuczynski, Gerente del BCR y Ministro de Belaúnde, Ministro y Premier de Toledo, ha sido parte de la élite del Banco Mundial y ha jefaturado transnacionales de la energía y la banca durante toda su vida. Pero para el tradicional reformismo estalinista, hoy pro-neoliberal, ya ninguna traición es suficiente.

Los honestos activistas trabajadores y estudiantes del Frente Amplio y de los pequeños aparatos izquierdistas están ante la disyuntiva de quedar postrados servilmente a la burguesía o romper con la demagogia capitalista de sus movimientos, abandonándolos y defendiendo los principios más elementales del clasismo. Para nuestra futura victoria ante el próximo gobierno de la clase dominante hay que luchar por un programa anti-capitalista, por la auto-organización de los productores en asambleas populares, por impulsar huelgas indefinidas sindicales, provinciales y regionales, por construir un partido revolucionario de todos los trabajadores y una nueva Internacional Comunista. Esta es la única vía para la liberación de los oprimidos: la vía de la Revolución Socialista.

Contra el fraude de la burguesía, sus candidaturas y todos sus cómplices: ¡Vota Clasista, Vota Nulo!


10 de mayo de 2016

Revolución Permanente

http://luchamarxista.blogspot.com



mayo 02, 2016

1 de Mayo 2016: Contra la barbarie: ¡independencia de la clase obrera, lucha de clase, revolución, socialismo mundial!


El capitalismo conduce a la concentración de la riqueza y el derroche en un polo de la sociedad y a la precariedad y a la pobreza en el otro, a la destrucción del medio ambiente, al resurgimiento de la religión y el oscurantismo, a las crisis económicas recurrentes y las guerras incesantes.

El capital-dinero circula libre, pero no los seres humanos.  En todo el mundo, los estados construyen muros contra los trabajadores que intentan escapar de la miseria.  Israel lo ha hecho contra los palestinos, prosiguiendo al mismo tiempo la colonización en Jerusalén y Cisjordania.  Los países más democráticos cierran sus fronteras a los refugiados que huyen de los bombardeos diarios en Siria, Irak, Yemen..., de los abusos de los regímenes policíacos y torturadores (Siria, Eritrea...) y de los genocidios (ejecutados por el "Califato" sunita del Daech, los rakhines budistas y el Ejército birmano...).  En los Estados Unidos, el principal aspirante a la candidatura del Partido Republicano hace campaña para expulsar a los extranjeros.  Las organizaciones xenófobas y fascistas progresan electoralmente en Europa y algunas empiezan a organizar agresiones contra los inmigrantes (Grecia, Alemania, Bulgaria...).

La crisis capitalista mundial de 2008-2009 fue superada en los países imperialistas por medio de la intervención de los Estados (rescate de cada cual a sus grupos bancarios, de seguros, automotrices; préstamos abundantes y a bajos tipos de los Bancos Centrales a los bancos de su zona...)  y en todo el mundo por el reforzamiento de la explotación (aumento de la intensidad y el tiempo de trabajo, congelamiento de salarios, disminución de las pensiones e indemnizaciones de desempleo, restricciones de las huelgas y debilitamiento de los sindicatos, etc.).  Todos los gobiernos burgueses efectuaron las mismas políticas contra los productores y en favor de los explotadores, incluidos los dirigidos o codirigidos por los partidos "laboristas" (Brasil...), "comunistas" (China, Vietnam, Sudáfrica...), "socialistas" (Francia, Alemania...) o de la "izquierda radical" salida de la reconversión estalinista (Grecia...). 

La tasa de ganancia se recompuso y la acumulación mundial del capital se reanudó el 2009.  Sin embargo, algunos países están estancados (Japón, Francia...).  Otros ni siquiera rencontraron su nivel de producción anterior a la crisis (Grecia, España, Italia...).  Por último, entre los que se habían clasificado como "emergentes", grandes países se hunden en la depresión económica (Brasil, Rusia...) y la propia economía china se desacelera.  Alimentada por las políticas monetarias de tipo keynesiano, la especulación financiera volvió a crecer.

La crisis capitalista mundial intensificó las rivalidades entre las grandes potencias imperialistas, con un polo de la burguesía dominante (la de los Estados Unidos) y sus aliadas más o menos disciplinadas (las de Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña...) y, en el otro polo, una alianza circunstancial entre las nuevas burguesías (de China, de Rusia) que ponen en entredicho la antigua distribución de actividades, influencias y dominios. La Unión Europea, que personificaba la tentativa burguesa de superar la estrechez de las fronteras nacionales, se ve sacudida.  Tras la crisis económica mundial, los gobiernos alemán y francés humillaron y sangraron al pueblo griego.  Ucrania fue dividida por los imperialismos rivales. Frente a los refugiados, todos los estados resucitaron las fronteras entre ellos y multiplicaron las alambradas, concluyendo un sórdido Tratado con el gobierno autoritario e islamista de Turquía.

Las grandes potencias mundiales y, en su estela, algunas potencias regionales, se arman todavía más, se desafían en el mar de China, se enfrentan de manera indirecta en Ucrania y Siria.  En nombre del "liberalismo", las burguesías disminuyeron los gastos sociales.  Al mismo tiempo, el aparato represivo del Estado burgués se reforzó: todavía más prerrogativas contra los ciudadanos, todavía más gastos militares, todavía más servicios secretos, policías, prisiones... El rol económico del Estado burgués no se esfumó. Todos se esfuerzan en apoyar a sus capitalistas contra su proletariado y contra las otras burguesías: integración de los aparatos de los sindicatos al Estado, represión de los militantes sindicales y revolucionarios, obsequios a los patrones, guerra monetaria, espionaje "industrial", presiones diplomáticas, amenazas militares, golpes de Estado, intervenciones militares de "baja intensidad" (armas, consejeros, drones, fuerzas especiales...), intervenciones abiertas (bases, bombardeos, expediciones, ocupaciones).

Los estados imperialistas occidentales sostuvieron (junto con la burocracia estalinista de la URSS) la fundación de Israel, un estado colonial. Instauraron las monarquías del Golfo Arabo-Pérsico que extienden el oscurantismo salafista en todo el mundo y financian al islamo-fascismo; apostaron por los fanáticos islamistas de Irán en 1953, Indonesia en 1965, Afganistán en 1979.  Empujaron a Irak a la guerra contra Irán en 1980.  Invadieron dos veces Irak en 1991 y en 2003; atizaron los conflictos étnicos y confesionales; dislocaron Libia el 2011.  En la actualidad, toman como pretexto los atentados islamistas para limitar las libertades democráticas en sus países y justificar la continuación de sus intromisiones en África subsahariana y en Asia Occidental.

Las fracciones clericales de la burguesía llegaron a obtener una audiencia en las masas musulmanas y así pudieron conducir verdaderas contrarrevoluciones en Irán, Irak y Siria.  Los islamistas son incapaces de vencer al imperialismo porque defienden la propiedad privada y el capitalismo.  Por consiguiente se reducen a ejercer presión sobre el imperialismo por medio de atentados reaccionarios que apuntan sobre todo a los trabajadores. Pero si se mantienen en el poder por haber destruido al movimiento obrero, como en Irán, terminan por capitular ante las grandes potencias, como los nacionalistas burgueses de discurso "socialista".

La fuerza social capaz de impedir la catástrofe y de realizar una revolución social existe: es la clase obrera mundial.  Los trabajadores asalariados, la juventud estudiante, los desocupados, luchan en todas partes, a veces heroicamente. Los trabajadores y los estudiantes de Europa se han manifestado de manera masiva para defender el empleo o sus conquistas sociales.  Los trabajadores de África y Asia Oriental se baten en condiciones difíciles por los salarios, la mejora de las condiciones de trabajo y el derecho a tener sindicatos.  Los pueblos de África del Norte y de Asia Occidental se alzaron contra los tiranos sostenidos por uno u otro imperialismo; los kurdos resistieron a la reacción islamista en Turquía, Siria e Irak.  En Norteamérica, los negros se rebelaron contra los repetidos asesinatos de la policía.

Pero a falta de un partido obrero revolucionario que permita a la clase obrera encabezar a los explotados (campesinos pobres, trabajadores del sector informal, etc.) y oprimidos (mujeres, jóvenes, minorías...), los levantamientos de Túnez, Egipto y Siria fueron contenidos por una doble contrarrevolución: de una parte los bombardeos y la tortura masiva del régimen y el Estado Mayor;  de otra parte, el fascismo sunita.  Los trabajadores kurdos siguen siendo separados de los otros proletarios y divididos entre ellos, por partidos nacionalistas que pactan con Estados que oprimen a los kurdos (PDK) o que se apoyan en los imperialismos ruso o norteamericano (PKK-PYD).  Las burocracias en el poder de Corea del Norte y Cuba preparan la restauración del capitalismo.  Los gobiernos de Brasil y Venezuela, después de haber servido al capitalismo y respetado el Estado burgués, hacen frente a tentativas de derribo por el imperialismo y la fracción compradora de la burguesía local.  La resistencia a los despidos masivos y a las medidas de austeridad gubernamental en los países avanzados es canalizada y disipada en "jornadas de acción" impotentes por las burocracias sindicales, con la ayuda de sus acólitos centristas (Bélgica, Canadá, España, Francia, Grecia, Noruega, Suecia...).  Los partidos "reformistas" y sus suplentes centristas siembran ilusiones en el parlamentarismo burgués.  Pero cuando acceden al poder, estos partidos hacen la misma política que los de la burguesía (Grecia, Francia, Austria...).

La vanguardia debe retomar el marxismo, adoptar la estrategia de la revolución permanente, construir a una Internacional obrera revolucionaria.  Las trabajadoras y los trabajadores, para preservar o conquistar sus derechos, para salvar el medio ambiente, para preservar a sus niños del desempleo y la guerra, para terminar con la explotación, deben exigir la ruptura de las organizaciones que fundaron (partidos de masas y sindicatos) con la burguesía; establecer órganos de lucha democráticos y centralizarlos; expropiar a las grandes empresas capitalistas; aplastar a las bandas fascistas e islamistas; desmantelar los órganos estatales de represión y espionaje; controlar democráticamente la producción y el intercambio; disolver las fronteras. ¡Abajo el capitalismo y el imperialismo!  ¡Viva el socialismo mundial!  

1 de mayo de 2016

Colectivo Revolución Permanente
(Francia, Austria, Perú)    

Tendencia Marxista Leninista
(Brasil)