mayo 01, 2018

CONTRA LA CLASE DOMINANTE: ASAMBLEA POPULAR NACIONAL

El relevo de Kuczynski por Vizcarra inauguró un segundo tramo del virtual cogobierno pro-fujimorista vigente desde el 2016. Toda la política económica y social producida por el Ejecutivo y el Congreso es representativa de la extrema derecha; solo el viejo millonario socio del capital imperialista fue reemplazado por un ex-dirigente aprista y sus ministros provenientes de los períodos de Humala, del Apra y… del fujimorismo. Vizcarra, conocido por perjudicar al Estado peruano en cuanto al aeropuerto de Chinchero, a los campesinos apurimeños en la explotación de Las Bambas y etc., ha recibido por supuesto el entusiasmo del Congreso, con tal de impedir nuevas elecciones que harían peligrar sus escaños de 10.000 dólares mensuales.

Al estupor y repugnancia del pueblo trabajador a causa de la corrupción burguesa, se suman los resultados de esa política capitalista, siempre a la vista: el desempleo ha crecido desde al año pasado en cerca de doscientos mil puestos perdidos y la pobreza ha aumentado a nivel nacional durante años. Pero se vienen nuevos ataques anti-populares. La conocida como “Ley Pulpín 2” para que todos subvencionemos los gastos empresariales en la contratación de los jóvenes. La “reforma laboral”, promovida por la Confiep, para reducir gratificaciones, vacaciones y CTS de los trabajadores, para impulsar los despidos y perpetuar los services. Con estos objetivos y otros muchos el Gobierno pedirá próximamente facultades al Congreso, ratificando su verdadero rostro y el de todas las bancadas que lo apoyan.

Mientras tanto, la dirección de la CGTP persiste en hacer todo lo posible por aletargar al movimiento obrero y popular en todo el país. Pero para cubrir su defección de la lucha proletaria, convocó ya en setiembre -con una nominal anticipación de ocho meses- a otro inocuo Paro Nacional de 1 día para el 17 de mayo, Paro que debido a su incapacidad dirigencial lleva camino del fracaso, como el anterior Paro del 9 de julio del 2015. Es que la burocracia sindical necesita inevitablemente mostrarse activista de cara a su verdadero propósito de siempre: las candidaturas oportunistas de la izquierda en las elecciones de octubre.

La izquierda, tanto la proletaria como la pequeño-burguesa, elogia a Vizcarra, defiende la economía de mercado, denuncia al “modelo” y no al capitalismo, apoya a políticos neoliberales o ellos mismos lo son, y demanda una “nueva Constitución” capitalista, al tiempo de sumergirse en su eterno electoralismo para alcanzar los jugosos emolumentos de los cargos municipales, regionales y parlamentarios. Cargos que solo significarán gobernar para sus intereses arribistas con una política de reformas insignificantes. Ninguna otra cosa puede esperar la clase obrera y el pueblo de la izquierda anti-marxista.

En contrario, luchemos por obligar a la burocracia sindical y política del PC y Patria Roja a impulsar la construcción de una Asamblea Popular Nacional que exprese el poder proletario de la ciudad y el campo, contra el poder de la clase dominante. Y así, por esa vía, abrir el camino hacia una posterior Huelga General Indefinida que acabe con el gobierno de Vizcarra. 

Que se vayan todos los explotadores y corruptos.

Fuera el Gobierno y el Congreso.

Por un Gobierno Obrero y Popular.


01 de mayo del 2018

Revolución Permanente 

No hay comentarios.: