diciembre 16, 2017

¡FUERA EL GOBIERNO Y EL CONGRESO!

La secular corrupción de la burguesía peruana -de sus empresarios, políticos, jueces, militares, policías, periodistas, rectores, prelados, etc.- está siendo inicialmente destapada en estos días. El hilo de la madeja debió ser jalado desde el exterior, lo que refleja el escandaloso reinado de la impunidad en el Perú. 

No hay partido burgués que no esté mezclado con la aberrante política anti-popular impuesta por ocho gobiernos electos y una dictadura durante treinta y siete años, incluyendo a movimientos de la pequeña burguesía. Esta es la evidencia histórica de que la naturaleza profunda de la política reaccionaria es corrupta y de que esta corrupción solo lleva un nombre: Estado Capitalista. Y el régimen democrático vigente, la democracia liberal capitalista, ha sido siempre, en todas partes, una seudo-democracia corrupta.

Para el pueblo trabajador, la llave de su liberación es la supresión del Estado de la clase dominante y su reemplazo revolucionario por un Estado de los Trabajadores. Solo así podrá iniciar el camino hacia una superior sociedad igualitaria dentro de un proceso indispensablemente internacional.

Por desgracia esos no son ni el objetivo ni el método de los dirigentes sindicales y políticos del proletariado. La cúpula de la CGTP apoyó oficialmente a los partidos de Ollanta Humala y de PPK, rindiéndose luego ante ambos gobiernos. También sostuvo en su momento a la administración de Susana Villarán. Las direcciones de izquierda que la encabezan, el PC y Patria Roja, no solo han apoyado esas candidaturas, sino las de Toledo en 2000-2001 y la de Fujimori en 1990, para actualmente impulsar un partido junto al potentado Lerner y Yehude Simon, masacrador de Bagua. Estos aparatos no merecen ningún tipo de confianza de los trabajadores.

El gobierno de PPK y la mayoría fujimorista del Congreso son mellizos. Hacen la misma política contra el pueblo. El Ejecutivo reúne a políticos de todos los gobiernos anteriores y cedió cargos muy importantes del Estado al Fujimorismo. PPK sigue a punto de indultar a Fujimori. Ahora la mafia fujimorista pretende incluso una nueva dictadura mediante la destitución del Tribunal Constitucional y del Fiscal de la Nación. En el Congreso, ninguna de las bancadas expresa a los explotados y oprimidos. Nunca los movimientos pequeñoburgueses representarán al proletariado. Por eso hay que deshacerse del Gobierno y del Legislativo al mismo tiempo, para abrir un nuevo cauce clasista en el país. 

¡La CGTP tiene el deber de convocar a una movilización nacional y preparar una Huelga Indefinida!

¡Levantar una Asamblea Popular Nacional de la clase obrera y el pueblo!

¡Organizar un partido revolucionario de los trabajadores!

¡Por un Gobierno Obrero y Popular!


15 de diciembre de 2017

Revolución Permanente



diciembre 01, 2017

LM 26


Ante el Gobierno y el Congreso: Frente único y anti-capitalismo

Una serie de ataques anti-laborales y económicos lanzará Kuczynski a partir de la vigencia de las facultades legislativas que el Gabinete de Mercedes Araoz obtenga del Fujimorismo y el Congreso. Es el natural papel de unos ministros que representan a todos los partidos de los gobiernos anti-populares de treinta años, ahora reforzados con más figurones del aprismo. Es el curso normal de este virtual co-gobierno PPKEIKO, avalado desde un primer momento por el voto de confianza de las siete bancadas defensoras del Estado Capitalista.

Un gobierno de caja fiscal repleta pero enemigo de la inversión pública; con los precios en alza constante pero sus índices rumbo a la cuesta recesiva. Con los trabajadores golpeados por toda una historia de leyes adversas, por recortes de derechos, desregulación laboral, contratos temporales, despidos arbitrarios, trabajo indigno y desempleo en ascenso. Y el gobierno asegurándose de mantener los regímenes laborales lesivos o pretendiendo financiar a los empresarios con dinero público (el 9% de la aportación a Essalud).

No olvidemos que este Estado deja de percibir 4600 millones de dólares en exoneraciones tributarias a la banca, las mineras, las universidades privadas, etc., pero al mismo tiempo Kuczynski ha destinado, por ejemplo, $ 1632 millones a los Juegos Panamericanos del 2019 y va a derrochar $ 37 millones en homenajear al Papa. También está dilapidando $ 43.5 millones por consultorías y $ 8.5 millones por servicios en el CIADI (Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones), mientras por su lado el Congreso fujimorista promulga una ley para exonerar de impuestos a LATAM, que le debe $ 457 millones al Estado, pero eleva las pensiones de militares y policías hasta por S/. 730 mensuales, lo que implica un nuevo gasto público de S/. 1107 millones anuales.

Para lo que nunca hay es para salud, educación, producción estatal, vivienda y otras muchas necesidades populares. Sin embargo un Ministro cobra más de $ 9000, un Congresista igualmente, entre sueldo y gastos, y el Presidente casi $ 5000. Pero el Presidente del BCR y el Superintendente de Banca y Seguros reciben $ 13000, el Contralor más de $ 10000 y el Jefe de la Sunat casi $ 8000, sin contar a los Jefes de la Sunass, SuSalud, OSCE, Indecopi, Osiptel, Ositran, Osinergmin, IRTP...

Ante estos datos de la realidad, el movimiento obrero y popular no deja de responder. Una serie de huelgas indefinidas y movilizaciones están curso: mineros, estatales, obstetras, universidades, pescadores, agricultores… En las regiones algunas luchas revisten especial agudeza. Cajamarca, Celendín y Hualgayoc siguen enfrentadas a Minera Yanacocha. En Espinar, Cusco, a la suiza Glencore Xstrata. Pampas, Ancash, rechaza la construcción de seis mini-hidroeléctricas del IBT Group español, que provocarán escasez de agua. Condorcanqui, Amazonas, exige el desalojo de la canadiense Afrodita por contaminar los ríos, así como la población de la cuenca del Llallimayo, en Puno, exige el retiro de la aurífera Aruntani. Las comunidades nativas loretanas y las comunidades campesinas apurimeñas reclaman, respectivamente, la consulta previa sobre el Lote 192 y sobre las operaciones de la imperialista china MMG, que les adeuda pagos en Las Bambas, mientras en la zona tres distritos continúan en estado de emergencia.

¿Y cuál es el papel que cumple en esta situación la dirección del movimiento de masas, la burocracia de la CGTP? El que cumplió durante todo el período de Humala: postrarse y desertar de la lucha contra el gobierno burgués. Ni siquiera la combativa Huelga Nacional Indefinida de las Bases Regionales del Sutep consiguió que la cúpula sindical aceptara movilizar en frente único a los trabajadores de todo el país, para asestar una derrota a la burguesía. Permanecen genuflexos ante un Presidente agente del imperialismo, por el que hicieron entusiasta campaña como toda la izquierda. Esta es la verdadera naturaleza del seudo-comunismo traidor (PC y Patria Roja), así como del neoliberalismo pequeñoburgués “más humano” (Frente Amplio, Nuevo Perú, Más Democracia, Perú Libre).

En medio de la corrupción general de los políticos del sistema, de sus amos potentados, de sus jueces, de la estafa de la Reconstrucción del Norte, de la impunidad reinante que se coronará con el indulto al genocida Fujimori, la casta de la CGTP ha suplicado a PPK un co-gobierno capitalista “de concertación democrática, con participación de bases populares e inspiración del Acuerdo Nacional” (15.09.17). Un oportunismo al que siempre habrá que responder: ¡Organizar un partido proletario para la Revolución Socialista! ¡Forjar asambleas populares y una Asamblea Popular Nacional! ¡Luchar por un Estado de los Trabajadores! ¡Gobierno Obrero, Campesino y Popular!


1 de diciembre del 2017

Revolución Permanente